Blog de Consejos

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro.

La tarjeta de crédito no es mala, simplemente hay que entender cómo usarla. Lo mismo pasa con las deudas, no son malas, pero el sobreendeudamiento sí. Para lograr llevar una vida crediticia en paz es necesario tener claros algunos criterios en cuanto a su plástico.

El crédito de libranza es uno de los que más creció durante el año pasado. Una de las principales razones para que esto suceda es que, debido a su funcionamiento, no se necesita una garantía o codeudor, de manera que el proceso se agiliza.

El SOAT es obligatorio para todos los conductores que circulen en el territorio nacional, pero eso no ha ocasionado que el 100% de vehículos estén asegurados. Aunque no lo crea, todavía hay mucho por recorrer cuando se trata de las aseguradoras y sus ventajas.

Siempre hemos escuchado de diferentes fuentes que debe procurar mantener un historial creditico saludable. Pero ¿de qué realmente se trata y cómo puede construirse?

Siempre ha habido un temor relacionado a los productos que son de origen chino, y en cuanto a los autos, la situación no es diferente. Se duda de su desempeño y su durabilidad, así como de los repuestos y otros aspectos.

Dar el correcto manejo a su tarjeta de crédito es básico para evitar gastar más de lo que puede pagar. Aunque al inicio solo la usemos para algunos gastos puntuales, es muy fácil comenzar a llevarla a todas partes y poco a poco utilizarla para más y más compras. ¿Cómo evitar el sobreendeudamiento con nuestro plástico?

En Colombia, la cultura del ahorro está en pleno auge. Cada vez son más las personas que caen en la importancia de guardar pan para mayo, y empiezan a buscar algún producto financiero para colocar su dinero en el sistema. Mejor aún, muchos entienden la importancia de invertir y buscan instrumentos que les permitan hacerlo.

Hacer el cálculo de la distribución de su dinero es un punto muy importante que se debe tener en cuenta antes de solicitar algún crédito. Sin embargo, muchos no le dan importancia y prefieren seleccionar el monto y el crédito sin tomar en cuenta su situación. Después, en varios casos, terminan enfrentándose a deudas que no pueden pagar e incumpliendo con algunas de sus obligaciones.

Una de las principales ventajas de los créditos de libranza es que puede olvidarse del crédito una vez que ha firmado los papeles. No habrá riesgo de atrasarse ni nada parecido, pues el pago de la cuota mensual estará a cargo de su empleador.

Cuando se trata de las deudas, todos tienen algo para decir. Si bien hay casos de personas que manejan correctamente su dinero, también están aquellos que aún no han aprendido a hacerlo y, por diferentes razones, se ven inmersos en obligaciones financieras que incluso a veces no pueden cumplir.