Blog de Consejos - Mi Casa

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

La decisión de comprar una vivienda es quizás una de las más importantes que tomaremos en la vida, ya que involucra el desembolso de una gran cantidad de dinero, así como la elección de una propiedad y de un compromiso a largo plazo. Definitivamente, no es algo que se deba tomar a la ligera.

Pedir dinero prestado a una entidad financiera es una medida que muchas personas han tomado en algún momento de su vida para cumplir con algún objetivo. Ya sea adquirir algún producto, pagar por algunas vacaciones e incluso, poner un negocio propio. Y es que un crédito puede servir para todas estas cosas y mucho más, y obtenerlo no tiene por qué ser tan complicado como parece.
 

En Colombia, el sueño de la vivienda propia sigue bastante vivo y no solo para quienes ya tienen una familia, sino también para muchos millennials que piensan en comprar un apartamento para así contar con una propiedad a la que puedan recurrir en el futuro.

Algo que algunas personas olvidan y que suele meterlos en problemas al cumplir el sueño por adquirir una vivienda son los gastos adicionales que vienen con ella. ¿Gastos adicionales? ¿Es que hay que pagar algo además del precio del inmueble? La respuesta es sí.

Conseguir un hogar propio es, en pleno 2019, uno de los sueños de muchos colombianos que quieren dejar el arriendo atrás. Para lograrlo, es necesario tener un plan y seguir algunos pasos. Contrario a lo que muchos piensan, este proceso no tiene por qué ser tan complicado, pero sí es importante que tenga claro algunos puntos básicos para empezar.

La compra de cartera hipotecaria es un mecanismo que permite que los usuarios encuentren mejores ofertas para su hipoteca. Y es que cancelar o terminar de pagar un crédito de vivienda no es algo que se haga en un par de años; por el contrario, puede tomar hasta más de dos décadas.

Hacer el cálculo de la distribución de su dinero es un punto muy importante que se debe tener en cuenta antes de solicitar algún crédito. Sin embargo, muchos no le dan importancia y prefieren seleccionar el monto y el crédito sin tomar en cuenta su situación. Después, en varios casos, terminan enfrentándose a deudas que no pueden pagar e incumpliendo con algunas de sus obligaciones.

Algunos piensan que adquirir una vivienda es algo de “adultos”, y por adultos se refieren a estar casado y tener hijos. Sin embargo, adquirir una vivienda estando en los veintitantos y siendo soltero, no es una locura. Por el contrario, se trata de un periodo bastante positivo para hacerlo y cada vez son más los que se animan a intentarlo.

Aunque los precios de muchas zonas han aumentado, miles de colombianos se preparan para este año volverse propietarios y dejar atrás el arriendo. Pero, ¿será tan fácil como parece? Uno de los puntos que más preocupa a las personas tiene que ver con la cuota inicial del crédito que solicitarán.

Una de las herramientas para generar un ahorro y hasta pagar anticipadamente un crédito de vivienda es la compra de cartera hipotecaria. A través de este mecanismo, puede trasladar su deuda de una entidad a otra, siempre y cuando esta le ofrezca mejores condiciones como una menor tasa de interés, un plazo mayor u otras.