Blog de Consejos

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro.

Entre las modalidades para financiar las compras de fin de año y temporada navideña se encuentran los créditos, sobre todo los de libre inversión, que son uno de los más fáciles de obtener.

Una de las épocas de mayor gasto y descontrol se da en los últimos meses del año. Las ofertas por Black Friday y otros similares, así como la cercanía de la navidad y los viajes de año nuevo, hacen que muchas veces las personas terminen gastando más de lo que pueden pagar, sobre todo cuando se trata de utilizar la tarjeta de crédito.

En Colombia, la obligatoriedad del SOAT ha quedado de lado. Según las últimas cifras, la evasión llega aproximadamente al 42%. Es decir, de cada 10 vehículos que circulan en el país, 4 no poseen este seguro. Uno de los cambios con los que se espera tomar un mayor control y facilitar a las personas el portar el SOAT tiene que ver con volverlo electrónico.

Los bancos se pelean por los buenos clientes, de manera que si usted ha sido puntual en sus pagos e incluso ha adelantado cuotas y no ha tenido problemas con su hipoteca, es probable que lo llamen para ofrecerle comprar su deuda. ¿Cómo funciona? Básicamente, su deuda pasa a un nuevo banco y usted continúa pagando con normalidad.

¿Cómo reconocer a una persona que compra de manera compulsiva? Básicamente, no planea sus compras y siempre termina excediéndose, solicita créditos que utiliza para seguir comprando y normalmente, suele realizar más de cinco compras por mes. Esto no hace sino poner en peligro las finanzas y también las relaciones cercanas que mantienen.

Hace algún tiempo, los Certificados de Depósito a Término eran uno de los instrumentos más populares para hacer crecer los ahorros, ideales para quienes tiene un perfil más conservador y no quieren probar con instrumentos un poco más riesgosos.

Si el ahorro no ha sido nuestro fuerte y se presenta alguna situación que escape de nuestro presupuesto, la primera opción para afrontarla es solicitar un crédito. Ya sea que busque financiar un viaje, arreglos de la casa o en el peor de los casos, una emergencia, un crédito de libre inversión es una de las formas más fáciles y rápidas de obtener el efectivo necesario.

Poco a poco las personas están cambiando sus hábitos de consumo y comienzan a entender la importancia del ahorro. Ya sea para cumplir metas o simplemente, para estar preparados ante alguna emergencia, la práctica del ahorro le permite ejercitarse en el autocontrol y controlar su flujo de caja.

A pesar del tráfico y de la congestión vehicular, adquirir un carro sigue estando en la lista de sueños de los colombianos, y los números lo demuestran. De acuerdo con ANDEMOS (Asociación Colombiana de Vehículos Automotores), en septiembre se vendieron 21 430 autos, lo que muestra que el sector automotriz se está recuperando y apunta a seguir aumentando
sus ventas.

Cuando se trata de pensar en nuestras finanzas, las entidades más populares para considerar abrir una cuenta de ahorros o solicitar un crédito suelen ser los bancos. Debido a su historia, están posicionados en la mente de las personas y muchos piensan que se trata de la única alternativa para su cartera. Sin embargo, esto no es así.