Blog de Consejos

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro.

¿Qué hacer para resistir las tentaciones y no terminar gastando hasta el último peso que tanto me ha costado ahorrar? Esa es una pregunta que la gran mayoría de personas alrededor del mundo se hace.

¿Ser joven y querer una tarjeta de crédito es una locura? ¿Algo que no se recomienda? ¿La peor decisión en medio de tus veintes? Tranquilo, que en la realidad no se trata de un asunto blanco o negro.

La frase “invertir está a un clic de distancia” nunca había sido tan real como lo es en esta época. Actualmente, las posibilidades para hacerlo de manera online son muchas y muy variadas. Ya no es necesario acudir a un asesor financiero que nos esté diciendo cómo hacerlo ni desplazarnos a un lugar para rentabilizar el dinero.

Antes de pedir dinero prestado es necesario entender qué tipo de crédito es el que se ajusta a sus necesidades. En el mercado existen muchos y uno de los que más llama la atención y termina convenciendo a varios colombianos es el crédito de libranza. ¿Por qué? ¿Qué lo hace tan atractivo? ¿Cómo funciona? ¿Me conviene?

Está dicho, ¡los colombianos quieren ahorrar! Pero, a veces, no saben cómo. Según algunas encuestas recientes, el 79% de los colombianos dijo querer elaborar un plan de ahorro, pero a muchos los frenaba el desconocimiento, así como el bajo rendimiento que podían dar las cuentas bancarias.

A todos nos gustaría ser capaces de costear todos nuestros gastos, sin tener nunca que pedir prestado. Sin embargo, en algunos casos, lo que más nos conviene para cumplir nuestras metas o afrontar laguna situación, es recurrir a un crédito.

Pedir dinero prestado a una entidad financiera es una medida que muchas personas han tomado en algún momento de su vida para cumplir con algún objetivo. Ya sea adquirir algún producto, pagar por algunas vacaciones e incluso, poner un negocio propio. Y es que un crédito puede servir para todas estas cosas y mucho más, y obtenerlo no tiene por qué ser tan complicado como parece.
 

Para muchos colombianos declarar renta es un proceso tedioso, no solo porque se trata de un impuesto, sino también por la cantidad de documentos que requiere. Estos son cinco pasos para hacer la declaración de renta sin complicarse.

El Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) es lo que todos los conductores colombianos deben poseer para circular por el territorio nacional sin problemas. A pesar de tener muchos años en el mercado y que todos sepan que es obligatorio por ley, la problemática sigue siendo que muchos conductores continúan manejando por las calles sin poseer este seguro.

En Colombia, el sueño de la vivienda propia sigue bastante vivo y no solo para quienes ya tienen una familia, sino también para muchos millennials que piensan en comprar un apartamento para así contar con una propiedad a la que puedan recurrir en el futuro.