Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

¿Ha pensado qué tan importante es la inteligencia financiera? Si constantemente se pregunta a dónde fue el dinero que tenía, por qué solo unos días después de recibir su sueldo ya no le queda nada o por qué termina comprando cosas que no necesita, quizás es momento de prestarle más atención a ese punto.
 

Cuando necesita solicitar un dinero extra para cubrir una emergencia o un gasto que salió del presupuesto y que no puede esperar, los préstamos rápidos son una opción interesante a la que puede prestarle atención. Le permitirán solucionar la necesidad que tenga en el menor tiempo posible.

¿Cuántos no hemos visto fotos en Facebook o Instagram de amigos viajando a Europa o algún destino soñado con sus papás y hermanos? ¿O quizás con su pareja e hijos? Automáticamente, soltamos un suspiro y pensamos en cómo lograr hacer lo mismo con los nuestros. ¡Y esa idea no tiene por qué quedarse en solo un sueño!

¿Qué hacer para resistir las tentaciones y no terminar gastando hasta el último peso que tanto me ha costado ahorrar? Esa es una pregunta que la gran mayoría de personas alrededor del mundo se hace.

¿Ser joven y querer una tarjeta de crédito es una locura? ¿Algo que no se recomienda? ¿La peor decisión en medio de tus veintes? Tranquilo, que en la realidad no se trata de un asunto blanco o negro.

Antes de pedir dinero prestado es necesario entender qué tipo de crédito es el que se ajusta a sus necesidades. En el mercado existen muchos y uno de los que más llama la atención y termina convenciendo a varios colombianos es el crédito de libranza. ¿Por qué? ¿Qué lo hace tan atractivo? ¿Cómo funciona? ¿Me conviene?

Está dicho, ¡los colombianos quieren ahorrar! Pero, a veces, no saben cómo. Según algunas encuestas recientes, el 79% de los colombianos dijo querer elaborar un plan de ahorro, pero a muchos los frenaba el desconocimiento, así como el bajo rendimiento que podían dar las cuentas bancarias.

A todos nos gustaría ser capaces de costear todos nuestros gastos, sin tener nunca que pedir prestado. Sin embargo, en algunos casos, lo que más nos conviene para cumplir nuestras metas o afrontar laguna situación, es recurrir a un crédito.

Pedir dinero prestado a una entidad financiera es una medida que muchas personas han tomado en algún momento de su vida para cumplir con algún objetivo. Ya sea adquirir algún producto, pagar por algunas vacaciones e incluso, poner un negocio propio. Y es que un crédito puede servir para todas estas cosas y mucho más, y obtenerlo no tiene por qué ser tan complicado como parece.
 

Si el celular es prácticamente una persona por toda la atención que le prestamos y el tiempo que le dedicamos, lo lógico es que, en lugar de usarlo solo para las redes sociales, también empecemos a sacarle provecho con otro tipo de asuntos, sobre todo, los financieros.