Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Si ha alcanzado un momento en la vida en que se acumularon muchas deudas, quizás la compra de un electrónico, la adquisición de un carro, un préstamo y el uso de su tarjeta, es probable que esté gastando gran parte de su dinero en cubrir los intereses y gastos adicionales que generan estos productos, como seguros, comisiones, envíos de estados de cuenta, entre otros.

Las tarjetas de crédito son instrumentos que han estado entre nosotros por ya muchas décadas y generaciones, y aunque conforme pasan los años aparecen nuevos beneficios y políticas, hay ciertos puntos que se mantienen vigentes y que nos ayudan a llevar un mejor manejo de esta herramienta.

¿Qué de malo podría haber en un crédito rápido? A simple vista, nada. En realidad, son la herramienta ideal cuando aparece alguna emergencia, ya que permite acceder al dinero que se necesita en algunos casos en menos de 24 horas y superar la angustia que nos produce.

La tarjeta de crédito no es mala, simplemente hay que entender cómo usarla. Lo mismo pasa con las deudas, no son malas, pero el sobreendeudamiento sí. Para lograr llevar una vida crediticia en paz es necesario tener claros algunos criterios en cuanto a su plástico.

El crédito de libranza es uno de los que más creció durante el año pasado. Una de las principales razones para que esto suceda es que, debido a su funcionamiento, no se necesita una garantía o codeudor, de manera que el proceso se agiliza.

Siempre hemos escuchado de diferentes fuentes que debe procurar mantener un historial creditico saludable. Pero ¿de qué realmente se trata y cómo puede construirse?

Dar el correcto manejo a su tarjeta de crédito es básico para evitar gastar más de lo que puede pagar. Aunque al inicio solo la usemos para algunos gastos puntuales, es muy fácil comenzar a llevarla a todas partes y poco a poco utilizarla para más y más compras. ¿Cómo evitar el sobreendeudamiento con nuestro plástico?

Hacer el cálculo de la distribución de su dinero es un punto muy importante que se debe tener en cuenta antes de solicitar algún crédito. Sin embargo, muchos no le dan importancia y prefieren seleccionar el monto y el crédito sin tomar en cuenta su situación. Después, en varios casos, terminan enfrentándose a deudas que no pueden pagar e incumpliendo con algunas de sus obligaciones.

Una de las principales ventajas de los créditos de libranza es que puede olvidarse del crédito una vez que ha firmado los papeles. No habrá riesgo de atrasarse ni nada parecido, pues el pago de la cuota mensual estará a cargo de su empleador.

Cuando se trata de las deudas, todos tienen algo para decir. Si bien hay casos de personas que manejan correctamente su dinero, también están aquellos que aún no han aprendido a hacerlo y, por diferentes razones, se ven inmersos en obligaciones financieras que incluso a veces no pueden cumplir.