Blog de Consejos - Mi Dinero

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro

Se sabe que la época de navidad y fin de año viene cargada de gastos, es por eso que realizar las compras de manera inteligente es básico para evitar dañar su presupuesto. Y es que no es nada bonito que llegue enero y las cuentas empiecen a llegar en rojo, mostrando el descontrol del que fue víctima en épocas navideñas.

Entre las modalidades para financiar las compras de fin de año y temporada navideña se encuentran los créditos, sobre todo los de libre inversión, que son uno de los más fáciles de obtener.

Una de las épocas de mayor gasto y descontrol se da en los últimos meses del año. Las ofertas por Black Friday y otros similares, así como la cercanía de la navidad y los viajes de año nuevo, hacen que muchas veces las personas terminen gastando más de lo que pueden pagar, sobre todo cuando se trata de utilizar la tarjeta de crédito.

¿Cómo reconocer a una persona que compra de manera compulsiva? Básicamente, no planea sus compras y siempre termina excediéndose, solicita créditos que utiliza para seguir comprando y normalmente, suele realizar más de cinco compras por mes. Esto no hace sino poner en peligro las finanzas y también las relaciones cercanas que mantienen.

Si el ahorro no ha sido nuestro fuerte y se presenta alguna situación que escape de nuestro presupuesto, la primera opción para afrontarla es solicitar un crédito. Ya sea que busque financiar un viaje, arreglos de la casa o en el peor de los casos, una emergencia, un crédito de libre inversión es una de las formas más fáciles y rápidas de obtener el efectivo necesario.

Poco a poco las personas están cambiando sus hábitos de consumo y comienzan a entender la importancia del ahorro. Ya sea para cumplir metas o simplemente, para estar preparados ante alguna emergencia, la práctica del ahorro le permite ejercitarse en el autocontrol y controlar su flujo de caja.

Cuando se trata de pensar en nuestras finanzas, las entidades más populares para considerar abrir una cuenta de ahorros o solicitar un crédito suelen ser los bancos. Debido a su historia, están posicionados en la mente de las personas y muchos piensan que se trata de la única alternativa para su cartera. Sin embargo, esto no es así.

Hace algunos años, con cierta cantidad de dinero podía comprar tres latas de leche, mientras que hoy, podrá darse cuenta que a duras penas puede comprar una o dos. Esto sucede por la inflación, porque los precios varían conforme pasa el tiempo, y continúan subiendo. La consecuencia directa de esto es que el dinero pierde valor.

Algo que les ha sucedido a muchas personas es solicitar un préstamo y que de un momento a otro la situación económica que tenían cambie; ya sea por un accidente o algún otro suceso imprevisto, cumplir con las obligaciones se hace difícil.

Cuando se trata de ahorrar, muchas personas ponen como excusa que no les queda nada de dinero luego de repartirlo entre las deudas, los gastos del mes y otros rubros del presupuesto. Sin embargo, esta no es una razón que deba impedirle lograr su meta de ahorro. Por el contrario, lo que deberá hacer es reducir sus gastos para así obtener más liquidez y aumentar sus ahorros.