Misión: conseguir el Crédito de Vivienda

Enviado el Mar, 18/11/2014 - 15:32
Toma en cuenta los siguientes consejos para conseguir el mejor financiamiento para la casa de tus sueños.
Misión: conseguir el Crédito de Vivienda

Al momento de comenzar a ver la posibilidad de obtener un crédito hipotecario, consideremos que para solicitarlo exitosamente es necesario tener bastante planificación, así como también para evitar contratiempos s en el pago de las obligaciones hasta el término del crédito.

Por ello, a diferencia de otros tipos de créditos con montos menores, este debe ser tomado con una mayor planificación, porque la peor parte no es que no se apruebe el crédito sino que se haga en condiciones que no convienen a la persona y este se convierta en un gran problema a futuro.

Para esto debemos establecer un plan de acción que asegure el éxito de esta decisión, contemplando todos los puntos a considerar; por lo indicado anteriormente, este proceso lo podríamos definir en cuatro partes:

Situación Financiera

En primer lugar se debe contar con una adecuada planificación de nuestro presupuesto que nos permita conocer de cuanto es el monto con que disponemos para el pago de la cuota, así evitar retrasos y costos adicionales. Para poder tener una idea de cuánto seria la cuota mensual, se puede usar el comparador de créditos hipotecarios que hay en nuestra web.
Luego de conocer el monto presupuestado, hay que tener en cuenta que debemos contar como inicial con el 30% mínimo del precio del inmueble.
Si luego de planificar y hacer cálculos, tu situación financiera no permite adquirir la vivienda que necesitas, puedes pensar también en una opción más realista o considerar el ahorrar una mayor cuota inicial que permita disminuir la cuota mensual hasta el punto que puedas asumirla.

Solicitud del crédito

Para poder solicitar el crédito es importante considerar algunos puntos: estar bien en centrales de riesgo por lo menos en los últimos 18 meses, no contar con más de 3 tarjetas de crédito y evitar que la línea total de todas ellas no supere en más de 3 veces el sueldo. Recuerda también que las cuotas de los créditos no deben superar el 40% del ingreso neto (considerar la probable cuota del crédito hipotecario). Tomemos en cuenta que estas reglas también aplican para el cónyuge, ya que se considera al matrimonio como uno solo.
Otro punto a considerar es poder demostrar que se cuenta con el flujo de ingresos suficientes para cubrir de manera constante el pago de la cuota (certificación de ingresos).

Elección del inmueble

Como ya contamos con un precio probable según el primer punto, se puede ir buscando un inmueble que cumpla con el precio y las necesidades.
Si ya se encontró el inmueble, hay que verificar todos los documentos que correspondan para tener la seguridad que se encuentra completamente saneado de cualquiera carga.
Adicionalmente podemos considerar los gastos que se incurren para realizar la compra del inmueble, estos pueden ser los de notaria entre otros que no son incluidos dentro del financiamiento.

Gastos de instalación

Luego de haber realizado toda la operación, existen gastos por realizar que pueden todavía generar problemas y que debemos considerarlos al momento de hacer los presupuestos, estos corresponden a todo lo necesario para vivir en el nuevo hogar, como pueden ser los gastos de mudanzas, las mejoras necesarias para las instalaciones, entre otras cosas. Estos gastos pueden representar mucho dinero y si no se ha presupuestado, afectará negativamente el flujo de caja.

Estos puntos son algunos que debemos considerar para poder acceder a un crédito hipotecario de manera responsable y así evitar que los gastos ocultos puedan generar un problema de flujo de caja a futuro. Tomemos en cuenta que cada sol adicional en los gastos, se verá reflejado en una mayor cuota, esos pequeños gastos aumentaran por el interés y el tiempo de la operación.
--------------
Sigue a Marcello en su twitter @CelloMH

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.