El Peligro de las Tarjetas de Crédito

Actualizado el 9 de Octubre 2012
El Peligro de las Tarjetas de Crédito

“Andrés, yo pago mi tarjeta de crédito cada mes sin multas ni sobrecargos, y aparte me dan millas y puntos para comprar perfumes y batidoras. Le estoy ganando a estas compañías en su propio juego.”

¿En verdad? Cuando gasta con efectivo existe un desprendimiento que no existe cuando usa el plástico. Duele cuando compra con efectivo. Cuando va a comprar una plasma y le entrega una tonelada de billetes al cajero - ¡AUCH duele! Como si le amputaran el brazo.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Tarjetas de Crédito

Banco BBVA Colombia S.A.

Visa Aqua BBVA

desde 41,99% EA

BENEFICIOS:Aliados y Puntos BBVAViajes BBVASolicítala en minutos y 100% en línea.Tarjeta Amparada BBVA

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

Se hizo un estudio de McDonald’s sobre por qué decidieron aceptar tarjetas de crédito y descubrieron que antes de aceptar tarjetas de crédito la personas en promedio gastaban $4.75 y cuando comenzaron a aceptarlas las personas en promedio gastaron $7.00. Esto es un incremento del 47% ¿y saben por qué?

Porque cuando usa una tarjeta de crédito ¡NO LO SIENTE! Cuando uno no siente que está gastando dinero uno gasta como que hay dinero. Hasta termina comprándole la cena al amigo. Pero cuando compra con efectivo te la pasas buscando el menú más económico y el amigo que se la arregle como pueda. EL EFECTIVO DUELE.

Cuando sales a comer y al final te traen la cuenta, te la traen en una charolita negra. Es como el ataúd para tu billete. Por que lo acuesta ahí y se ve tan tranquilo pero se lo llevan y nunca lo vas a volver a ver. Adiós billetito.

Una publicación hizo un experimento donde conectaron un MRI (en español Resonancia Magnética) a una persona para ver el impacto neurológico con compras grandes. Ellos encontraron que cuando la gente gasta en efectivo registra dolor. Cuando usan una tarjeta de débito el dolor es menor y cuando usan una tarjeta de crédito mucho menos dolor.

Tengan mucho cuidado. “Pero Andrés, me dan millas.” Qué bien. ¿Han tratado de cobrar estas millas? Júpiter y Marte se tienen que alinear perfectamente para que las pueda usar. Y cuando se la dan, va montado por debajo del avión con las vacas y gallinas. “Andrés, de verdad si me las dan.”

De acuerdo a Consumer Reports el 75% de estas millas nunca son cobradas. Ahí andamos tratando de gastar miles de dólares para acumular millas que nunca vamos a usar. Usted tiene que ser real con usted mismo y dejar de jugar con culebras y víboras, porque a fin y al cabo te van a morder.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.