Lo que todo el mundo debe saber sobre el crédito de libranza

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 30/08/2019 - 09:39
En resumen, se trata de uno de los mejores créditos del mercado, no solo por ofrecer tasas más bajas, sino por su funcionamiento, que ayuda a evitar que las personas se endeuden.

Antes de pedir dinero prestado es necesario entender qué tipo de crédito es el que se ajusta a sus necesidades. En el mercado existen muchos y uno de los que más llama la atención y termina convenciendo a varios colombianos es el crédito de libranza. ¿Por qué? ¿Qué lo hace tan atractivo? ¿Cómo funciona? ¿Me conviene? Hoy responderemos a todas esas dudas para que pueda decidir si ese es el tipo de crédito que necesita solicitar y así cumplir con la meta que tiene propuesta.

¿Cómo funciona?
El crédito de libranza funciona como una forma de contrato, en la que el solicitante le da permiso a su empleador para descontar de su salario las cuotas mensuales pactadas con la entidad financiera, entre ellas las más comunes, los bancos.

Entonces, básicamente usted solicita un crédito y en lugar de realizar el pago mensual en el banco o a través de una aplicación en su celular, este será debitado de su salario.

¿Por qué debería solicitar un crédito de libranza? ¿Conviene o no?
Este tipo de crédito presenta diferentes ventajas que vale la pena analizar antes de decidirse por alguna alternativa. Y es que no por nada se ha convertido en uno de los más solicitados del mercado colombiano.

En primer lugar, quizás lo más importante es que ofrece tasas de interés más bajas, lo que quiere decir que sale más barato. ¿Por qué? Este crédito tiene un menor riesgo de que los usuarios caigan en mora, ya que el pago se hace de manera automática, sin que el cliente tenga si quiera la opción de utilizar el dinero para otra cosa. Al ser los riesgos menores, los intereses que se cobran también bajan.

En segundo lugar, el proceso de solicitud también es más ágil porque no se requiere de un fiador, avalista o codeudor; es decir, no se necesitan de garantías adicionales, pues basta con el compromiso del débito o descuento que se realizará de la nómina.

En tercer lugar, son ideales para fortalecer su historial crediticio. Debido a que el riesgo de caer en mora es muy bajo, al cumplir con los pagos correctamente está contribuyendo a crear un buen historial financiero o continuar fortaleciéndolo. En el futuro, cuando desee solicitar algún crédito mayor como uno de auto o de vivienda, no tendrá mayores problemas en obtenerlo pues previamente demostró que es un buen cliente.

En cuarto lugar, no necesariamente debe solicitar el crédito en la misma entidad financiera donde recibe su salario. El usuario puede elegir y comparar entre las alternativas disponibles hasta encontrar la opción más conveniente. Por supuesto, para hacerlo es importante tomar en cuenta todos los factores ya mencionados.

En quinto lugar, incluso si cambia de empleo, la continuidad del crédito de libranza está permitida. En sexto lugar, este crédito puede ser solicitado tanto si el cliente es un asalariado como un pensionado. De cualquier forma, lo imprescindible es que haya un ingreso mensual registrado.

Por último, el crédito de libranza también representa un ahorro de tiempo. Ni siquiera tendrá que preocuparse por recordar la fecha de pago, realizar el pago por internet o incluso ir personalmente a la entidad financiera. Al firmar el “contrato”, los pagos se realizan de manera automática mes tras mes.

Algunos puntos a considerar
Como con cualquier instrumento financiero, hay algunos puntos que se pueden considerar para darle un buen uso. Por ejemplo, que es recomendable solicitar el crédito cuando tiene cierta antigüedad laboral o un contrato de por medio, ya que esto le dará la tranquilidad de saber que continuará con el empleo y podrá pagar el crédito.

Por otro lado, el crédito será aprobado solo si el solicitante no recibe menos del 50% del neto de su salario, una vez que se han hecho los descuentos de ley correspondientes. Si el porcentaje es menor, no se efectuará.

Algunas personas buscan solicitar varios créditos de libranza al mismo tiempo o solicitan una cantidad demasiado elevada, lo que ocasiona que la cantidad que recibe una vez que todas las deudas han sido pagadas es mínima, y no lo suficiente para cubrir sus obligaciones. Sea muy cuidadoso al solicitar uno de estos créditos y elija bien la cantidad que está dispuesto a pagar, ya que esta será debitada automáticamente y no habrá marcha atrás hasta que el crédito sea cancelado por completo.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios