Crédito de vivienda: Olvídate de los arriendos

Enviado el Mié, 29/01/2014 - 15:31
Antes de solicitar tu crédito hipotecario, debes elegir la vivienda y comparar las entidades financieras que te ofrecen el préstamo a más bajo interés.
Crédito de vivienda: Olvídate de los arriendos

Siempre me llama la atención cómo algunas familias o parejas que ganan muy bien siguen pagando por años un arriendo, sin concretar el sueño de la casa propia. Y es que esto se da porque comprar una casa no es una decisión fácil, menos una decisión unilateral. Pero sobre todo, esta indecisión se da, porque a veces no tenemos un plan financiero a corto, menos a medio o largo plazo.

Para conseguir la casa de nuestros sueños es preciso definir tres temas con nuestra pareja:

  • Qué expectativas tenemos del espacio y entorno:
  • Qué funciones queremos que cumpla: habitación, oficina, crianza exclusiva de los niños, etc.; sobre el entorno, qué servicios queremos cerca o si preferimos un lugar retirado.

  • Cotizar la casa de nuestros sueños:
  • Una vez definido el paso 1 puedes utilizar varias de las páginas webs inmobiliarias, aplicaciones para smartphones o alguna de las múltiples revistas inmobiliarias que existen en el mercado y sacar rangos de precios según la ubicación, el espacio y condiciones que deseas que tenga tu casa. Es importante aclarar que influirá en el precio si es un bien futuro o un bien construido, número de habitaciones, cercano a parques, avenidas, con o sin estacionamiento, si es en conjunto cerrado (y los beneficios que esto contiene) etc.

  • Cuánto estamos dispuestos a ahorrar para pagar una cuota mensual:
  • Si aún manejan presupuestos separados, es preciso que cada uno aparte los gastos fijos (luz, agua, teléfono, arriendo, gasolina ó transporte, mercado etc) y dejar a un lado todo el dinero que podrían ahorrar, comprometiéndolo para llegar a la meta y evitando caer en gastos superfluos

Una vez concertados estos tres puntos podemos optar por un financiamiento y para ello debemos hacer lo siguiente:

  1. Ingresar y comparar créditos de vivienda Colocando el monto del inmueble que deseamos comprar y calcular según los ingresos totales (ambos conyugues) cuánto es el tiempo y la cuota que deberíamos pagar.
  2. Para pensar en la compra de un bien inmueble siempre es necesario tener una cuota inicial, según el tipo de vivienda esta debe ser de al menos el 10% del valor total (si aplican a subsidio de vivienda), si no tienen derecho al subsidio el valor oscila entre el 20 y 30%. En ese caso lo primero que deben hacer es abrir una cuenta de ahorro programado. Esta cuenta es un tipo de ahorro que los bancos ofrecen con todos los beneficios y seguridad de una cuenta de ahorros pero con menos facilidades para retirar el dinero, para que de ese modo no sea un dinero que se gasta fácilmente sino que permanece ahorrado y debe ir creciendo mes a mes con los depósitos de los conyugues para buscar alcanzar la meta de la cuota inicial, el primer paso a tener casa propia.
  3. Pónganse una meta a corto plazo para llegar al monto deseado.

Si te fue de utilidad coméntamelo y en mi próximo post te ayudaré a escoger a la entidad financiera para tu crédito hipotecario.

---
Sigue a Flor en Twitter: @FlordKantu

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.