Crédito de libranza: ¿Existe una “mejor época” para solicitarlo?

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 26/03/2019 - 09:56
El crédito de libranza trae muchas ventajas a los solicitantes, entre ellas, menores tasas de interés debido a su mecanismo.

El crédito de libranza es uno de los que más creció durante el año pasado. Una de las principales razones para que esto suceda es que, debido a su funcionamiento, no se necesita una garantía o codeudor, de manera que el proceso se agiliza.

Este tipo de crédito suele ofrecer tasas de interés más cómodas, ya que el riesgo de incumplimiento es menor. Sin embargo, esa no es razón para que quienes están interesados en solicitarlo no lo piensen dos veces. En este sentido, una de las preguntas a resolver es cuándo es recomendable solicitar este crédito.

Básicamente, el principal aspecto que debe considerar es la estabilidad laboral. Si lleva un tiempo considerable en su trabajo y goza de un contrato vigente, solicitarlo será menos riesgoso, ya que mientras se mantenga en el trabajo, se realizará el pago automático y podrá gozar de la tasa de interés tan conveniente.

Un ejemplo de en qué momento podría no ser un buen momento es cuando la empresa está afrontando un periodo de reducción de personal. Pasa en todos los trabajos y por diferentes motivos, por lo que no sería recomendable hacer la solicitud sin tener claridad acerca de su futuro. ¿Por qué? Porque si llega a quedarse sin empleo, la tasa de interés vigente puede aumentar, ya que el riesgo aumenta significativamente.

¿Qué se puede hacer para prevenir esto? En todos los créditos se ofrece la opción de tener un seguro de desempleo. Este seguro permite prevenir este tipo de situaciones y es de ayuda para quienes se encuentran de pronto sin trabajo y con una deuda por delante.

Tampoco es recomendable solicitar un crédito de libranza cuando gran parte de su salario está comprometido en el pago de las obligaciones. Si el monto restante luego de cancelar los distintos rubros es muy pequeño o si ya tiene otro crédito vigente, concéntrese en salir de él antes de pensar en solicitar otro.

Ya lo sabe, mientras mejor cuidado dé a sus finanzas, mejores resultados obtendrá. Los créditos de libranza son un instrumento muy útil, pero como todo crédito, debe ser usado con cuidado.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios