Los cinco pecados de las tarjetas de crédito

Enviado por Equipo Comparabien el Lun, 23/02/2015 - 12:56
Las tarjetas de crédito pueden ser nuestros mejores amigos o los peores enemigos. Depende del uso que se haga de ellas.

Las tarjetas de crédito pueden ser una herramienta muy útil y facilitarnos la vida en muchas maneras, así como también pueden hundirnos y hacernos entrar en situaciones financieras muy difíciles. Entonces, ¿cómo quedarnos solo con la parte agradable? Todo está en el uso que hagamos de esta gran herramienta.

A continuación, conozca las cinco cosas que no debe hacer con su tarjeta porque simplemente, lo empujan a la perdición.

1. Usarla como una extensión del poder adquisitivo:
Si todos los meses cubre una parte de sus gastos con la tarjeta de crédito, está gastando más de lo que tiene, lo que le perjudicará al tener que pagar las cuentas. Use sabiamente su tarjeta y no para cubrir el presupuesto fijo, a menos de que pague todo antes de que venza la cuota.

2. No conocer el sistema de puntos:
Muchas tarjetas acumulan puntos por cada compra y estos sirven para canjear diferentes beneficios. Incluso, muchas están asociadas con aerolíneas para acumular millas por un monto determinado de compras que haga el usuario. Infórmese acerca de los beneficios que le da su tarjeta para que pueda aprovecharlos y sacarle el jugo al sistema de puntos que le corresponda. Puede que resulte que tenga muchos puntos acumulados y querrá usarlos antes de que se pierdan.

3. Pagar siempre el mínimo:
Si todos los meses realiza el pago mínimo de la cuota que debía cubrir, toma un mayor tiempo cancelarla, lo que hace que los intereses produzcan un gasto aún mayor. Busca siempre pagar el total de la deuda cada mes.

4. Diferir a más de una cuota:
Al pagar con la tarjeta, siempre nos preguntan en cuántas cuotas deseamos cancelar la compra y muchas personas eligen plazos de entre 2 y 36 meses, lo que quiere decir que esa compra -por pequeña que sea- le generará intereses durante ese número de meses. Lo ideal es que usted compre con su tarjeta lo que podrá pagar completamente en su siguiente corte y de ese modo, no pagará intereses (las compras a una cuota no pagan intereses).

Y si hace compras internacionales (que normalmente los bancos las difieren automáticamente a 12, 24 o 36 meses), tan pronto regrese al país o en su siguiente factura, haga un pago extraordinario cancelando el total, de ese modo se evitará pagar muchos meses de intereses.

5. No conocer sus condiciones crediticias:
Si no sabe cuál es la tasa de interés que le da la tarjeta, cuáles son sus beneficios o cuándo es su fecha de corte, entonces necesita empezar a conocer esos datos en el menor tiempo posible. Infórmese acerca de todo lo que involucra a su tarjeta de crédito, ya que es la única forma en que podrá sacarle el máximo provecho.

Recuerde, además, que siempre es bueno tener las opciones abiertas ya que las instituciones están dispuestas a ofrecer diferentes beneficios, entre ellos una baja cuota de manejo o incluso la eliminación de la misma. Por lo que puede comparar qué es lo que le ofrecen las instituciones si está pensando en cambiar de tarjeta de crédito.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios