¿Qué es refinanciación de la deuda?

Enviado el Jue, 13/05/2021 - 15:30
3 ventajas de poder renegociar los créditos con el banco

Algo que les ha sucedido a muchas personas es solicitar un préstamo y que de un momento a otro la situación económica que tenían cambie; ya sea por un accidente o algún otro suceso imprevisto, cumplir con las obligaciones se hace difícil.

Pero, ¿Cómo negociar el pago de una deuda? para lograr negociar su deuda tiene varios caminas a tomar:

Acérquese a su entidad financiera y solicite la renegociación de la deuda, con la modificación de plazos y monto acorde a su actual situación financiera.

Otra opción, es solicitar los servicios de las reparadoras de crédito. Los cuales, actúan como intermediarios entre la entidad financiera y su deudor para llegar a un acuerdo sobre las nuevas condiciones de la deuda. 

¿Cómo negociar una deuda de tarjeta de crédito?

La mejor forma de negociar una de deuda de tarjeta de crédito es a través de la compra de cartera. Es decir, mover un saldo parcial o total del crédito de su tarjeta de crédito a otra entidad que le ofrezca una mejor tasa y mejores condiciones.

Recuerde que para negociar con las entidades financieras deberá contar con un buen historial crediticio, con esto a su favor podrá solicitar -sin ningún inconveniente- mejores condiciones para su tarjeta de crédito en la entidad que usted desee.

¿Cómo refinanciar un crédito de consumo?

Desde octubre del 2017 en Colombia es posible renegociar los créditos de consumo. Solo tiene que acercarse a la entidad financiera con su extracto de deuda, solicita el refinanciamiento, pasará por una evaluación crediticia y le comunicará en un periodo corto si califica o no.

¿Cuándo se puede refinanciar un crédito? 

Se puede refinanciar el crédito de consumo que tenga hasta 60 días de atraso, y de vivienda o vehiculares con hasta 90 días de incumplimiento. Esta medida ha sido positiva para muchas personas, ¿sabe por qué?

Evita permanecer en mora

Al simplemente dejar de pagar y no hacer nada por solucionarlo, quedará en mora con el banco y cada vez deberá más dinero, debido a los intereses. Sin embargo, al tener la posibilidad de renegociar el crédito, puede llegar a un acuerdo y continuar pagando mensualmente sin mayores atrasos.

Mantiene un buen historial crediticio

Esta posibilidad permite que los deudores se pongan al día sin necesidad de afectar su calificación crediticia, ya que no hay un reporte a las centrales de riesgo, lo que les permite mantener un buen historial ante los bancos, lo que es positivo pues permite que en el futuro pueda acceder a créditos mayores como hipotecas o préstamos de autos.

Ajusta su presupuesto a sus necesidades 

La idea es que pueda continuar cumpliendo con sus obligaciones sin sufrir de un estrés innecesario por no saber de dónde sacar el dinero. Al renegociar su crédito, ajusta tanto las tasas como los plazos, de manera que van de acuerdo con su realidad actual y posibilidades de pago.

¿Qué necesito para refinanciar mi crédito hipotecario?

Según la  Superintendencia Bancaria, para refinanciar un crédito hipotecario debe cumplir con los siguientes requisitos: 

  • Se puede solicitar en los dos primeros meses de cada año.
  • Debe acreditar capacidad de pago por parte del deudor.
  • El monto adeudado no exceda el 70 por ciento del valor del inmueble o el 80 por ciento si es vivienda de interés social.
  • La obligación no supere treinta 30 años, contados a partir de la fecha del desembolso del crédito.
  • No debe existir embargos sobre la garantía a la fecha de solicitar la reestructuración. 
  • La entidad no debe haber presentado demanda ejecutiva en contra del deudor.

Ya lo sabe, si tiene un crédito y su situación se complica, puede acudir a su entidad financiera para renegociarlo sin ningún problema.

Por el contrario, si no ha solicitado ningún préstamo, pero está buscando uno, compare AQUÍ  créditos de libre inversión y busque la mejor tasa de interés, así como las condiciones de cada entidad crediticia. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.