3 pensamientos que acaban con sus ahorros

Enviado el Mié, 15/06/2016 - 13:05
Aunque no lo crea, una mentalidad que tenga estas tres ideas termina sin lograr ahorrar los pesos que desea, así que preste atención y cambie su forma de pensar.
3 pensamientos que acaban con sus ahorros

Cuando se trata de controlar los gastos y guardar algunos pesos para después, mucho tiene que ver la motivación y los ánimos que se da día a día. Así que si sus pensamientos no están alineados con su propósito, a fin de mes los ahorros no habrán crecido mucho.

Estas son tres ideas que debe borrar de su mente y así continuar en su lucha por volverse un gran ahorrador:

1. “La vida es una sola, mejor gastar todo hoy”
En otras palabras, ¿para qué ahorrar? Mejor gastar todo el dinero, total, nunca se sabe lo que puede pasar. La realidad es exactamente esa: Nunca se sabe lo que puede pasar, por eso vale la pena estar preparado y tener algo de dinero extra que le permita afrontar esas emergencias. Es cierto, la vida es una sola y es mejor estar preparado para vivirla bien. No se trata de no gastar nada, sino de hacerlo prudentemente.

2. “Yo no sé ahorrar, no puedo decirle ‘no’ a mis impulsos”
¡Claro que puede! Recuerde que usted tiene el control y sobre todo, que nadie nace sabiendo, de lo que se trata es de aprender a ahorrar, a decidir en qué gastar y en qué no, a organizar sus gastos e identificar cuáles son esas “fugas de dinero” que puede parar, entre otras cosas. Lo que hace falta es fuerza de voluntad y perseverancia.

3. “Si en un mes no logro ahorrar lo que necesito, me rindo”
Mucha gente abandona su propósito porque no ve resultados después de un mes. Recuerde, se requiere de paciencia. A menos que corte todos sus gastos, en un solo mes no podrá ahorrar la cantidad que desea. Es similar a una dieta, si busca bajar muchos kilos en poco tiempo, lo más probable es que dañe su salud; de la misma manera, para lograr un equilibrio financiero, el ahorro se incrementa poco a poco.

No olvide que una parte importante es tener una cuenta en el banco que sea adecuada para ahorrar, es decir, que le pague intereses por los pesos que logra juntar. Antes de abrir una en cualquier banco, primero compare sus opciones.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.