Blog de Consejos

Aquí podrás obtener ayuda financiera para que puedas cumplir tus obligaciones financieras del día a día y también para que puedas ahorrar o prevenir lo que venga en el futuro.

Cuando se trata de las deudas, todos tienen algo para decir. Si bien hay casos de personas que manejan correctamente su dinero, también están aquellos que aún no han aprendido a hacerlo y, por diferentes razones, se ven inmersos en obligaciones financieras que incluso a veces no pueden cumplir.

Con todos los cambios que ha atravesado el SOAT en los últimos años, muchos se preguntan cuál es la forma correcta de llevarlo, si la versión tradicional ya pasó a la historia y si el electrónico será suficiente para evitar una multa.

Algunos piensan que adquirir una vivienda es algo de “adultos”, y por adultos se refieren a estar casado y tener hijos. Sin embargo, adquirir una vivienda estando en los veintitantos y siendo soltero, no es una locura. Por el contrario, se trata de un periodo bastante positivo para hacerlo y cada vez son más los que se animan a intentarlo.

Cada vez son más los jóvenes que recurren a los préstamos rápidos o exprés para cubrir algún gasto inesperado o emergencia. En muchos casos, los ahorros no son suficientes y se hace necesario buscar una fuente de financiamiento.

Al iniciarse el nuevo año, entraron en vigor las nuevas tarifas para el SOAT. De acuerdo con la ley, se utilizarán las mismas tarifas de 2018, expresadas en salarios mínimos vigentes, lo que significa que, así como estos subieron un 6%, el SOAT también.

Una de las preguntas principales al momento de solicitar un crédito de libre inversión tiene que ver con el plazo. ¿En cuánto tiempo deberá devolverlo? Normalmente, existen plazos que van entre los dos a los cinco años, para la mayoría de las entidades, pero es posible encontrar algunos que duran seis años.

Los créditos de libranza son quizás unos de los más atractivos en el mercado financiero. ¿Sabe por qué? Porque su mecanismo hace que los riesgos se reduzcan muchísimo. Básicamente, cuando los bancos u otras entidades financieras prestan dinero, corren el riesgo de que el solicitante no cumpla con los pagos, se atrase, entre otras situaciones que hacen que el dinero sea considerado una pérdida.

Al tener un dinero extra, lo mejor que podemos hacer es colocarlo en el sistema financiero para lograr que este crezca. De esa manera, su efectivo no pierde valor, sino que genera ganancias y va creciendo. Para lograrlo, los CDT son una de las opciones más tradicionales que existen.

Aunque los precios de muchas zonas han aumentado, miles de colombianos se preparan para este año volverse propietarios y dejar atrás el arriendo. Pero, ¿será tan fácil como parece? Uno de los puntos que más preocupa a las personas tiene que ver con la cuota inicial del crédito que solicitarán.

Una de las principales ventajas de tener una tarjeta de crédito, es poder realizar ciertos gastos sin tener la necesidad de contar con el dinero en efectivo en ese momento. Es decir, compra y paga después.