Tips para mantener las finanzas a flote cuando ha perdido el trabajo

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 26/04/2016 - 15:21
El desempleo es una situación que todos afrontamos alguna vez en la vida y mientras mejor sepa conducirse, será menos desastroso para sus finanzas.
Tips para mantener las finanzas a flote cuando ha perdido el trabajo

Tenía un trabajo soñado, le iba bien y había cierta estabilidad en su vida, hasta que un buen día le llegó la noticia más temida: Lo estaban “dejando ir”, y aunque no quería, tenía que aceptar esa “libertad” impuesta. Se había quedado sin trabajo.

Cuando el desempleo nos golpea, miles de cosas vienen a nuestra cabeza, principalmente todo lo relacionado a cómo pagaremos nuestras deudas o afrontaremos el presupuesto familiar. Y muchas veces es esa desesperación la que nos lleva a aceptar cualquier trabajo, aunque no sea algo que nos guste o nos pague muchísimo menos que el anterior trabajo.

Si esto le está pasando, tranquilo, no hay que perder la calma, la verdad es que es posible reducir los gastos y sobrevivir mientras encuentra un empleo adecuado en lugar de aceptar la primera opción que se presente. Estos son algunos consejos que puede aplicar:

1. Evalúe las deudas pendientes:
Haga una lista de las cosas que aún tiene por pagar, cuánto es la cuota mensual, cuánto tiempo le queda por pagar y cuáles son las deudas que tienen una “garantía”, por ejemplo, el crédito del auto o la hipoteca.
En el caso de la hipoteca, lo ideal es hablar con su banco o con otra institución y pedir una compra de cartera hipotecaria. Así podrá conseguir cuotas más bajas que será más fácil pagar y evitar atrasos y un posible embargo. Antes de elegir alguna alternativa, compare todas las opciones de compra, así sabrá qué entidad le ofrece la cuota más cómoda y otros beneficios.

2. Recorte las tarjetas:
Si tiene más de una tarjeta es mejor darle de baja a las que menos use. Lo mejor es evitar en lo posible el uso de los plásticos porque no quiere pagar intereses y gastar dinero innecesario. Compare sus tarjetas y revise cuál es la que más gastos le genera y menos beneficios le da, y elimínela.

3. Identifique oportunidades de ahorro:
Revise su presupuesto y elimine aquellas cosas que están de más. Reemplace productos por marcas más baratas; elimine algunas “comodidades” como comer fuera de casa o pagarle a alguien para que haga la limpieza, en lugar de gastar en eso, cocine usted y aproveche el tiempo disponible para realizar la limpieza de casa. De igual manera, en caso del transporte a lugares cercanos, camine o use una bicicleta, ahorrará y se sentirá mejor con hábitos saludables.

4. Sea creativo con su vida social:
Si no quiere dejar de ver a sus amigos pero continuar con su ritmo de vida implica un gasto mayor, piense y proponga alternativas nuevas y baratas, como cocinar en casa en lugar de salir a comer, ver películas por internet en lugar de ir al cine, salir a manejar bicicleta, hacer ejercicio juntos, entre otras cosas.

Mantener todo a flote mientras encuentra un nuevo trabajo es cuestión de esfuerzo, responsabilidad, creatividad y sobre todo ¡paciencia!

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.