Si quiere un auto, hay más de una forma de obtenerlo

Actualizado el 2 de Marzo 2016
Porque no todos tenemos el mismo bolsillo pero sí el mismo deseo: ¡Comprar nuestro auto YA!
Si quiere un auto, hay más de una forma de obtenerlo

Cuando se trata de la adquisición de un auto, hay quienes tienen los medios necesarios para hacerlo al contado, es decir, pagando el precio total del auto de una sola. Pero también están aquellos que no tienen tanta liquidez y que no quieren seguir tomando buses sino tener de una vez por todas, la movilidad propia.

En Colombia hay varias opciones para quienes desean adquirir el vehículo de sus sueños y a continuación se las presentaremos para que tome su propia decisión:

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Créditos de Vehículos

Mezubo

Créditos de Vehículo Usado

desde 19,42% EA

Monto: $10.000.000 a $120.000.000
Plazo: 12 meses a 60 meses

Banco de Occidente Credencial S.A.

OcciAuto Livianos Nuevo

desde 20,84% EA

Monto: $0 a más
Plazo: 6 meses a 84 meses

Grupo R5 Ltda

Crédito para vehículo usado

desde 22,41% EA

Monto: $5.000.000 a $100.000.000
Plazo: 2 meses a 48 meses

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

1. En efectivo

Aquí el comprador no tiene que preocuparse de nada más que de escoger un buen modelo y a un buen precio. Tiene el dinero necesario para comprarlo y olvidarse de cualquier tipo de pago extra. Es cierto que con esta opción ahorra intereses, pero también es bastante complicado llegar a juntar tanto dinero en un plazo corto de tiempo.

2. Crédito de auto

Es la forma clásica para la adquisición del vehículo que desea. El banco entra a tomar protagonismo y, a cambio del pago de un enganche, le otorga el dinero restante para comprar el auto. Así, usted devolverá el dinero otorgado más los intereses mes a mes.

Lo ideal es que logre ahorrar un enganche que no sea menor al 30%, así el crédito que solicitará será menor y no pagará tantos intereses. La clave en esta opción es comparar a todas las instituciones financieras para saber cuál es la que le ofrece una menor tasa y más beneficios.

3. Arrendamiento o leasing

A través de un contrato, se le otorga al arrendatario el uso total del bien, es decir, el auto, por el pago mensual de ciertas cuotas. Estas cuotas abarcan tanto el uso del bien como gastos relacionados a la compra. Una vez finalizado el contrato, el usuario puede decidir si comprar el auto al precio pactado en el contrato o prorrogar el contrato por un tiempo más. Usualmente sirve cuando piensa que es difícil que le otorguen un crédito por su historial.

4. Autofinanciamiento

El autofinanciamiento funciona cuando quiere pagar por su auto con intereses mínimos y no tiene problemas con esperar. Se arman grupos de un determinado número de compradores, quienes mes a mes cancelan una cuota para el auto nuevo. Cada mes (o periodo determinado) se reúnen y se entrega un número determinado de autos mediante una subasta, puntaje o por la cancelación del total del precio del vehículo. Las formas en las que se otorguen los autos dependerán de cada empresa.

A diferencia del crédito, no tiene enganche, pero sí una cuota de inscripción; la desventaja es que no podrá usar el auto hasta que obtenerlo por alguno de los mecanismos, lo cual tarda cierto tiempo en ocurrir.

Son tantas las formas que todo dependerá de cuál es su situación financiera actual. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.