Quiero un auto, ¿nuevo o usado?

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 24/03/2015 - 10:53
Queremos un auto pero a la hora de elegir entre usado y nuevo, tenemos algunas dudas. Descubre las ventajas de cada uno.

Cansado de los buses y los taxis, Andrés se entusiasmó con la idea de comprarse un auto. Tiene dinero ahorrado, con lo que podría costear el enganche y continuar pagando el crédito vehicular.

Andrés ya escogió el modelo que le gusta pero está un poco confundido. En casa le dicen que es mejor comprar un auto nuevo, mientras que en la universidad le aconsejan que uno usado es lo ideal. Antes de ingresar a Comparabien y utilizar el comparador de créditos vehiculares para escoger la mejor opción, el muchacho necesita decidir qué tipo de auto escogerá.

Ventajas del auto nuevo

- Por supuesto, lo más importante es que es nuevo, tiene cero kilometraje y por unos meses, Andrés no tendrá que preocuparse por llevarlo al taller ni realizarle mantenimiento.

- Vienen con una garantía mínima de un año, lo que significa que si se presenta algún fallo de fábrica durante ese tiempo, podrá reclamar.

- Se sabe exactamente lo que está comprando, no ha sido manipulado por nadie y ninguna parte fue “cambiada”.

- Puede escoger el modelo y color que usted desee y no conformarse con los que están disponibles.

Ventajas del auto usado

- Cuando el auto nuevo sale del taller, apenas lo compraron, su valor cae un 20% y así, cada año va cayendo un poco más, al punto que para los 5 años ya solo vale el 50% de lo que costó, por lo que si escoge un auto que tenga un año, ya le costará 20% menos del precio original.

- Esta opción es ideal si es que Andrés no piensa conservar el auto por mucho tiempo. Es decir, le gustaría tenerlo un par de años y luego conseguir otro.

- También es recomendable cuando aún está pagando deudas como créditos de consumo o hipotecas, puesto que representa un gasto menor. Cuando haya terminado de pagar, estará listo para escoger el auto nuevo.

Recomendaciones

- Andrés no puede dejarse llevar solo por el valor del crédito vehicular y su cuota mensual. Para seleccionar el auto también tiene que ver su consumo (mucho o poco combustible), si es fácil obtener los repuestos, la periodicidad de los cambios de aceite y otros gastos de mantenimiento.

- En caso del auto usado, es mejor pedirle a un mecánico que le haga una revisión completa y no confiar ciegamente en lo que el vendedor le diga. Averiguar qué se le ha hecho al auto desde que se compró y su kilometraje exacto, para ver si le conviene.

- En cualquiera de los casos, asegúrese de que el monto de la cuota a pagar mensual no supere al 30% de su sueldo. Si ya sabe qué auto le conviene, el segundo paso es obtener el crédito vehicular. Utilice nuestro comparador para verificar las opciones del mercado, simular la cuota que pagaría y solicitarlo en la misma página.

Andrés ya le dijo adiós al transporte público y saludó a la comodidad del auto propio, ¿y tú?

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios