¿Por qué no comprar un auto en la primera visita? 3 razones para tomar en cuenta

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 11/09/2018 - 16:04
En la compra de un automóvil hay muchos errores que se pueden cometer, y uno de ellos es adquirirlo en su primera visita. Para entenderlo mejor, le dejamos tres razones.
¿Por qué no comprar un auto en la primera visita? 3 razones para tomar en cuenta

Por más que las ganas de trasladarse a bordo de su propio automóvil sean irresistibles, es necesario ser paciente cuando se trata de realizar una compra tan importante. Muchas personas son víctimas de la emoción, se dejan llevar por la presión de los vendedores, y terminan aceptando un vehículo en su primera visita al concesionario, a pesar de no estar 100% convencidos ni de haber probado diferentes opciones.

Los vendedores son personas muy hábiles y buscarán convencerlo de no dejar la tienda sin haber dado un adelanto o hecho alguna especie de trato; sin embargo, está demostrado que mientras más información reúna y más paciencia tome para realizar la compra, más satisfecho estará.

¿Quiere saber por qué no le conviene comprar su auto en la primera visita? Estas son las tres razones principales:

1. Le permitirá informarse sin presiones
Al comunicarle al vendedor que no comprará el auto en ese momento, se librará de la presión que ellos pueden ejercer para que deje una garantía o cierre el trato. Limítese a obtener la información sobre diferentes modelos y una vez que termine con un concesionario, pase al siguiente y compruebe qué es lo que le ofrece otra marca. Al final del día, podrá comparar la información y ver cuál cubría mejor sus expectativas.

2. Podrá probar diferentes autos y ver qué tan cómodo se siente
La primera visita debe ser usada para probar los autos en los que está interesado. Realice un test drive y luego váyase del concesionario. Ya tiene lo que necesita: sabe cómo se siente, qué tan cómodo es, etc.

3. Obtendrá la mejor oferta entre concesionarios y bancos
Si solo se queda en una parte de la ciudad o en una sola tienda, no podrá ver qué le ofrecen otras marcas o concesionarios. Recuerde que cada una tiene diferentes ofertas y si ya tiene los modelos finalistas, lo que toca es ver cuál de ellas le ofrece una propuesta más interesante. Al tomarse el tiempo para hacerlo, podrá comparar entre todas sin presiones y de maneja objetiva.

Además, también debe tomarse el tiempo necesario para evaluar las opciones de financiamiento. Puede que cada marca tenga un convenio directo con algún banco o financiera, pero al final, usted es libre de elegir el que más le convenga. Lo mejor es que antes de comprar, ya tenga definido cómo financiará el auto. Para lograrlo, puede utilizar las
herramientas disponibles en la web, como el comparador de Comparabien y
encontrar cuál sería el crédito ideal para su perfil.

No lo olvide, no debe ceder ante la presión para comprar un auto mientras no tenga toda la información necesaria. Así asegurará que se trate de una compra inteligente.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios