¿Por qué no ahorramos?

Enviado por Andrés Gutierrez el Mié, 11/07/2012 - 09:22
Ahorrar puede ayudarte a comprar tu casa o auto de tu sueño

En las finanzas personales el 20% trata con el conocimiento y el 80% trata con el comportamiento. Yo les voy a dar el conocimiento o recordárselo porque al leer se van a dar cuenta de que las cosas que yo digo ya las saben. Es como el perder de peso. Hasta el más gordito le puede decir lo que se requiere para bajar de peso: comer menos y hacer ejercicio. Pero muy pocos lo logran porque requiere un cambio de comportamiento.
Es igual con el dinero y los ahorros. No es complicado de entender pero es difícil de aplicar. Pero le voy a decir que vale la pena. Yo ya viví en la quiebra y ahora vivo en paz financiera, sin deuda, con dinero en el banco e inversiones y déjeme decirle esto último: es mucho mejor de lo que se pueda imaginar. Le quiero dar varias razones por las cuales la gente no ahorra y esto es algo que vi en mi vida propia y al hablar con tantas personas en mi oficina.

El ahorrar tiene que tener prioridad en su vida y no que sea una decisión intelectual. Nunca he conocido a nadie que me haya dicho, “No, Andrés, el ahorrar es una tontería.” Nunca lo he escuchado. Todos sabemos que lo tenemos que hacer pero nadie lo hace.

Vamos a suponer por un segundo que se desata una terrible epidemia que sólo afecta a los niños y existe la vacuna que le va a salvar la vida a su hijo, pero esta vacuna cuesta $10 millones y los tiene que ahorrar rápido. Tiene de 6 a 8 meses para obtener sus $10 millones y no los puede pedir prestados. Tiene que cambiar su comportamiento y ahorrarlos. Si la vida de su hijo dependiera de esto, ¿cuántos de ustedes podrían ahorrar $10 millones?

TODOS podríamos. No le dieron un aumento de salario. No le dieron una técnica presupuestaria que cambió todo. No le dieron una pastilla mágica que lo hizo rico. Cambiaron sus prioridades. En este terrible ejemplo que le acabo de dar, está diciendo, “si lo tengo que hacer, lo puedo hacer”. “Si tuviera suficiente importancia en mi vida, lo haría y cambiarían mis prioridades”.

Aquí es donde hay que aprender a pagarnos a nosotros mismos primero que nada. Tenemos que aprender a dar, ahorrar y después pagar las cuentas. Déjenme decirles que cuando yo empecé con esto, no fue fácil. Como asesor financiero y hablar con tantas personas, me di cuenta de por qué la gente, incluyéndome a mí mismo, no ahorraba. Todo tiene más prioridad que los ahorros: el cable, la pizza, las salidas con el compadre… y nunca sobra suficiente dinero para ahorrar. Si no es intencional, si no tiene la determinación, nunca va a ahorrar. Tiene que darle prioridad.

Déjeme decirle que aquí es cuando la gente empieza a ahorrar, cuando tiene la importancia, porque es muy importante. Mire, mucha gente en esta cultura anda como las momias en esas películas de terror y un día se despiertan y ¡PUMMM! “estoy quebrado, ojalá que el gobierno,” que está muy reconocido por su habilidad para manejar el dinero, “se haga cargo de mí”. ¡Qué barbaridad! Esto es un plan muy tonto.

Nuestra gente anda con la mirada en el piso. Sólo están preocupados por llegar al fin de semana. “¡Uff! Lo logramos esta semana,” “Ya la hicimos este mes,” “Muy apenas pero alcanzamos a pagar las cuentas este mes.” Es imposible ahorrar y acumular riqueza con la mirada hacia el piso, y además le roba la esperanza. Todos soñamos con acumular, ahorrar, mandar y eso es todo lo que es, un sueño. Todos soñamos que algún día con comprarnos una casa o poner ese negocio ganador, pero nunca hemos hecho cuentas para saber cuanto tenemos que juntar. El pensar en esa cantidad y calcular cuánto se tiene que ahorrar por mes para lograr la meta es planear sus finanzas o vivir bajo un plan financiero. Su sueño se vuelve realidad cuando levanta la mirada hacia el horizonte en vez de sólo sobrevivir muy apenas pagando la luz.

Además, el trabajo va de ser una rutina que odia porque lo tiene que hacer sólo para sobrevivir, a la herramienta que va a utilizar para lograr su meta. Esto de levantar la mirada es uno de los secretos de los ricos. Mire como funciona esto del dinero: si hace lo que hacen los ricos, se vuelve rico, y si hace lo que hacen los pobres se vuelve pobre.
---
Sigue a Andrés en Twitter al @elshowdeandres, por facebook.com/elshowdeandres, en su web. Envíe sus preguntas a preguntaleaandres@andresgutierrez.com.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.