¿Cómo saber si me conviene declararme en bancarrota?

Enviado por Equipo Comparabien el Lun, 03/07/2017 - 17:59
Gracias a la Ley de Insolvencia de persona natural, los colombianos pueden declararse en bancarrota si su situación económica se encuentra en un mal estado.

Desde 2012, año en que se promulgó la Ley de Insolvencia de persona natural, los colombianos pueden obtener una segunda oportunidad en caso de no haber trabajado correctamente sus finanzas. No todos son buenos manejando el dinero y algunas personas cometen muchos errores antes de darse cuenta de que es necesario cambiar sus hábitos. Pero, ¿cómo sacar adelante la situación y empezar a salir de deudas?

Una opción interesante y a veces recomendada por los expertos tiene que ver con la Ley de Insolvencia, bajo la cual, una persona puede declararse en bancarrota si es que no tiene forma de cumplir con sus deudas. Esto no significa que sus deudas serán olvidadas, pero sí que se hablará con los acreedores para poder negociar y cancelar las órdenes de embargo, dándole una nueva oportunidad para renegociar el pago de sus deudas.

Reconocer que se tiene un problema de endeudamiento no siempre es fácil, pero es necesario darse cuenta a tiempo para poder enmendar la situación. Tomar esta decisión también puede jugarnos en contra, ya que indica que se tiene un problema financiero y muchos bancos podrían rechazarnos en el futuro por eso, pero dependiendo de la situación, en algunos casos será la única opción viable.

Para reconocer si la Ley de Insolvencia es lo adecuado para usted, tome en cuenta estos indicadores:

1. Está atrasado en los pagos de sus deudas por un periodo mayor a 60 días.
2. Las entidades financieras le han enviado órdenes de embargo o iniciado el proceso.
3. Su patrimonio, sumado, no llega a cubrir los montos de las deudas que debe pagar.
4. Al recibir la quincena, el dinero no es suficiente para cubrir con los gastos básicos y realizar el pago de sus deudas.
5. Tiene deudas en más de una entidad financiera.
6. No ha llegado a pagar más de la mitad de la deuda.

Si estos indicadores describen su situación económica actual, es una muestra de que la Ley de Insolvencia es una alternativa que debe considerar. Pero, ¿qué otra opción tiene? Si la situación aún no es tan grave, una de las opciones que tiene para mejorar las condiciones de su deuda es la compra de cartera y si la deuda es inmobiliaria, una compra de cartera hipotecaria también está dentro de sus posibilidades. Si bien lograr esta compra es más difícil cuando se trata de un cliente moroso, hay entidades que sí la aceptan.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios