Cómo elegir un objetivo financiero

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 25/09/2015 - 11:40
Porque no se trata solo de juntar dinero sino de saber para qué lo hace.

Muchas personas suelen quejarse porque no pueden ahorrar, no consiguen guardar el dinero por mucho tiempo y generalmente terminan gastándose los pesos en cualquier cosa. Si este es su caso, quizás sea porque no tiene un objetivo financiero.

Un objetivo financiero se define como aquella meta que quiere alcanzar concerniente a sus finanzas. Si no lo tiene, es como si estuviera corriendo una maratón sin saber dónde exactamente está la meta. Los objetivos financieros pueden ser de corto o largo plazo e incluso podemos tenerlos de manera paralela.
Por ejemplo: A corto plazo, queremos llegar a fin de mes con un saldo del 10% de nuestro sueldo, y a largo plazo guardamos mensualmente un 5% de nuestro sueldo para juntar el enganche del auto que queremos comprar.

¿Qué pasa cuando no tenemos un objetivo financiero? No significa que no podamos ahorrar, sino que perdemos rápidamente las ganas de hacerlo porque no tenemos en perspectiva qué es aquello que queremos lograr.

Supongamos que usted desea comprar un auto nuevo y quiere hacerlo mediante la modalidad de créditos vehiculares. Entonces, deberá evaluar paso a paso lo que hará para alcanzar esta meta. El objetivo tendrá varios pasos: Mantener un buen historial crediticio, juntar el enganche, obtener el crédito y pagar las cuotas.

Saber los pasos que deberá realizar para alcanzar el objetivo lo ayudará a estar motivado y mantener ese ahorro que necesita para el enganche. Además, que así cumplirá las metas de manera más rápida. Ya lo sabe, lo importante es fijar un objetivo.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios