Acabando con las pataletas financieras de los hijos

Enviado el Mar, 12/05/2015 - 15:06
Consejos para enseñar a los niños el valor del dinero y evitar nefastas consecuencias.
Acabando con las pataletas financieras de los hijos

Es común que cuando uno camine por la calle vea a niños exigirles a gritos a los padres que les compren algo que vieron en la tienda pero lo que deja mucho que desear es que haya muchos padres que reaccionen como si hubieran recibido una orden y se la compren.

Los niños pequeños siempre van a querer que les compren todo pero es responsabilidad de los padres enseñarles un par de conceptos que les servirán para toda la vida. ¿O acaso usted quiere que su hijo llegue a los 20 y siga dando de gritos cada vez que quiere algo creyendo que debe recibirlo al instante? Si no cambiamos estos hábitos a temprana edad, terminaremos arrepintiéndonos.

- Enséñele el valor del dinero:
Una forma práctica de hacer esto es sacando la cuenta de cuántas horas trabaja al mes. Explíqueles que todo ese trabajo es para obtener “X” cantidad de dinero para poder mantener a la familia, así que cuando ellos piden algo, eso equivale a cierto número de horas de su trabajo y cansancio.

- Tareas y recompensas:
Continuando, así como usted trabaja para ganar el dinero de la casa, ellos también pueden ayudar para ganar algún monto pequeño de dinero. Primero explíqueles que estas tareas estarán fuera de las que ellos de por sí deben realizar como tender la cama, ordenar su cuarto, etc. Entonces, cuando realicen alguna tarea extra como regar el jardín, barrer toda la sala, ayudar a cargar las compras, etc., podrán recibir cierto monto de dinero.

- Invitaciones:
Si están caminando por la calle y su hijo quiere unos helados, qué tal si le pregunta: “¿Qué te parece si esta vez invitas tú?”. Por supuesto, al principio a su hijo le parecerá una locura pero lo ayudará a comprender que uno no siempre recibe sino también da y que así como a él le cuesta invitarle el helado, de la misma manera le cuesta a usted comprar las cosas que él desea.

- El ahorro:
¿Y si un día después de haber hecho una tarea le dice: “Hijo, ya no podremos pagarte más, lo siento”? Lo más probable es que su hijo esté sorprendidísimo pero usted podrá aprovechar para preguntar: “¿No ahorraste nada?” y después explicar por qué es bueno tener ahorros y hasta un fondo de emergencia en caso cosas como esta sucedan. Si desea ir un paso más allá, puede abrir una cuenta de ahorros que sea exclusivamente para ellos –y comprometerse a no tocar ese dinero-. Enséñeles también que es bueno elegir la mejor opción, la que les paga más y para eso, el Comparador de Ahorros de Comparabien es una herramienta fácil de usar.

Acabar con las “pataletas financieras” es posible, solo se necesita creatividad, determinación y sobre todo ¡mucho amor! Porque al final todo es por el futuro de nuestros hijos.

También podría interesarle:

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.