Guía para conocer los tipos de crédito de consumo y sacarles provecho

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 02/06/2019 - 10:55
Si necesita dinero extra, puede recurrir a los créditos de consumo. ¿Hay más de un tipo? La respuesta es sí, y dependerá de su perfil el escoger la alternativa correcta.

Así como cada persona tiene una personalidad diferente, también tiene diferentes necesidades. Es por eso que los bancos y entidades financieras no pueden ofrecer solo un producto y pretender que les sirva a todos. En realidad, estas instituciones han preparado diferentes opciones para que cada persona que necesite solicitar dinero prestado, escoja de acuerdo con su perfil.

Todos estos créditos están agrupados bajo la categoría de “consumo”, porque sirven para la adquisición de bienes y servicios. Cada entidad puede colocar un nombre diferente a su producto, pero se diferencian por el objetivo de cada uno. En líneas generales, estos son los principales:

Crédito de libre inversión:
También conocido como libre disponibilidad. Se le llama así porque el uso lo define el usuario, ya sea para salir de viaje, cubrir alguna emergencia, entre otros. Los requisitos son bastante simples y el financiamiento puede ser hasta en seis años, dependiendo de la entidad.

Crédito de libranza:
Este crédito está disponible para quienes reciben su salario a través de una entidad financiera. En un crédito de libranza las cuotas se descuentan del salario de manera mensual, por lo que suele tener tasas de interés más bajas, pues el riesgo de incumplimiento se reduce.

Crédito rotativo:
En este crédito, hay un monto disponible para que el usuario lo retire y use cuando desee, en su totalidad o no. El cupo depende de la capacidad de pago del cliente. Mientras lo va pagando, el cupo vuelve a la normalidad.

Crédito para estudios:
Algunas entidades separan entre sus créditos de consumo uno dedicado a financiar la educación, con características diferentes, como que el desembolso vaya directo a la entidad educativa, para que no tenga que hacer otro trámite.

Además, algo para recordar es que las entidades financieras como bancos y otras, ofrecen beneficios particulares con cada producto, para aumentar las posibilidades de que las elijan. Un caso especial es cuando tiene su nómina en el mismo banco donde solicita un crédito, pues incluso otorgan tasas preferenciales.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios