4 tips básicos para que la renovación de tu casa no salga tan cara

Enviado el Dom, 11/03/2018 - 17:07
¿Sueñas con remodelar tu vivienda, pero crees que será un gasto demasiado grande? Te contamos los secretos para que no sea así.
remodelación de una vivienda

El crecimiento de la familia, buscar utilizar espacios para un negocio o querer un piso extra para los hijos, todos son motivos válidos para la remodelación de una vivienda. Aunque no lo creas, lograrlo no es algo imposible ni requiere de un ahorro de veinte años. Basta con tener en claro qué es lo que se desea y aplicar algunos tips para evitar gastar de más.

Si estabas pensando en remodelar tu casa y hasta el momento no te animabas, dale una mirada a estos consejos y aplícalos para cumplir esa meta cuanto antes:

1. Sé realista
Si se trata de remodelar o ampliar, todos comienzan a soñar con construir tres pisos, armar habitaciones con la última tecnología, etc., pero lo cierto es que muchas de esas cosas están fuera de tu presupuesto. Entonces, lo primero que debes hacer es saber cuáles son tus necesidades, compararlas con el dinero con el que cuentas o el que podrías pedir al banco, y decidir, siempre priorizando.

2. Elabora un plan
¿En cuánto tiempo planeas hacer la remodelación? ¿Cuáles son los papeles que necesitas? ¿Qué trámites debes realizar? Tu plan debe responder a esas preguntas, de manera que puedas ir marcando cuando realices cada uno de los pendientes. Además, considera también a cuánto asciende tu presupuesto, tomando en cuenta tus gastos mensuales y los venideros.

3. Busca proveedores y compara las cotizaciones
No te dejes llevar por una sola opción, por más barata o buena que parezca. Lo ideal es comparar diferentes proveedores y averiguar los diferentes tipos de materiales disponibles, así puedes tener una idea de los diferentes costos, confrontarlos con tu presupuesto y decidir.

4. Encuentra el financiamiento adecuado
¿Sabías que el crédito de vivienda también se utiliza para una remodelación? Muchas personas recurren a créditos de consumo, en lugar de buscar el producto especializado. Las tasas pueden ser más convenientes y sus condiciones también, por lo que es ideal que averigües acerca de esta opción antes de decidirte por otro financiamiento.

Remodelar tu hogar no tiene por qué ser una tortura ni dejar tus finanzas en la quiebra. Basta con tener un plan y seguir cada paso con cuidado.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.