El seguro de vida es una inversión, no un costo

Enviado por Roberto Montero el Mié, 15/01/2014 - 17:29
Tan importante como planificar las inversiones para construir nuestro patrimonio, es contar con las coberturas necesarias para proteger a nuestros seres queridos frente a eventos no deseados

Estoy seguro que todos ustedes darían la vida por su familia, entonces ¿por qué no asegurarla por ellos? En la gestión de patrimonios, la principal herramienta que tenemos para cubrir la potencial ruptura del capital humano familiar (flujo de ingresos futuros) es el seguro de vida.

¿Cómo funcionan los seguros de vida?
Un seguro de vida te permite cubrir a tu familia en caso de fallecimiento por una cantidad pre-establecida de dinero. Para ello, el asegurado realiza pagos periódicos denominados “primas”, las cuales van cubriendo el costo del seguro en el tiempo. El seguro de vida mantendrá su vigencia en la medida que tengamos saldo suficiente para cubrir el costo del mismo.

¿Qué tipos de Seguros de Vida existen?

  • Seguro a Término.
  • Protección básica de nuestro capital humano dentro de un período de tiempo. Este tipo de seguro no es flexible y se contrata por un plazo determinado. Si dejas de pagar tus primas, el seguro pierde vigencia. Debido a ello, tiene un bajo costo (primas bajas).

  • Seguro Universal.
  • Combina la protección básica de un seguro con la posibilidad de ahorro. La ventaja es que no tiene plazo definido, permite la flexibilidad en los pagos y la posibilidad que luego de un tiempo, el seguro se pague por sí solo. Por ello, la prima que se paga es elevada, lo que permite que tu saldo se capitalice rápidamente. A partir de cierto momento el asegurado puede realizar retiros de su fondo. Debemos tener en cuenta que esta posibilidad de realizar retiros disminuye la vida útil del seguro, debido a que disminuye el saldo de tu fondo.

¿Qué tipo de seguro de vida debo elegir?
Si nosotros ya tenemos una plan de inversión en marcha, ó deseamos una elevada protección del patrimonio por un período de tiempo fijo (10, 15, 20 o 30 años), resultará más beneficioso tomar un seguro a término, el cual cubrirá únicamente la contingencia de muerte. En caso no estemos en capacidad de contar con un plan de inversiones, ó si deseamos pagar el seguro en el menor tiempo posible, será mejor un seguro universal.

Otro factor importante es no reducir nuestra búsqueda al mercado local. Existen muy buenas opciones de seguros internacionales con primas muy competitivas y diferentes niveles de sofisticación. Por ello debemos siempre asesorarnos adecuadamente para tomar la decisión correcta en todo momento.

¿En qué momento debo contratar mi seguro de vida?
Algunas personas piensan que un seguro de vida lo deben tomar cuando estén mayores, o que deben tener dependientes para recién contratarlo. La verdad es que los seguros de vida están diseñados para cubrir nuestro capital humano durante nuestra vida profesional. Es decir, en la etapa de retiro o jubilación NO es necesario mantener un seguro de vida, por cuanto a partir de ese momento será nuestro capital financiero (plan de inversión) el encargado de generar las rentas necesarias.

Debemos tener en cuenta que a mayor edad, la probabilidad de muerte será mayor, por lo cual el costo del seguro también será más alto. Para que tengan una idea, por cada cinco años que dejemos pasar, el costo del seguro se incrementa en promedio 50%. Por ello, el mejor momento de asegurarnos es ahora!

¿Por qué monto debemos contratar un seguro de vida?
Es común ver personas que contratan un seguro de vida por 50 o 100 mil dólares sin ningún análisis previo. Incluso a veces el costo es el atributo más importante para su decisión. Esta forma de pensar no es correcta, especialmente para alguien que toma en serio la administración de su patrimonio. Un método sencillo para saber el monto a contratar del seguro es el siguiente.

  1. Determinar el monto de gasto anual que enfrenta tu familia
  2. Restarle el monto que es cubierto por una tercera persona, por ejemplo, tu esposa o tu esposo. El saldo es el flujo anual de fondos que deberás cubrir
  3. Asumir una tasa de retorno conservadora y dividir el monto anterior entre dicha tasa. El resultado es el monto objetivo de nuestra cobertura.

Por ejemplo, si los gastos anuales que deseamos cubrir son de USD 45 mil y esperamos un retorno conservador de 6% anual, el monto del seguro a contratar será: U$45,000 / 6% = USD 750,000. Es decir, en caso de activarse el seguro, el monto a recibir NO lo emplearemos para cubrir directamente nuestros gastos, sino que lo invertimos para que la renta anual que genere (por ejemplo, 6%) nos permita cubrir nuestros gastos. Esta metodología impide que nuestro patrimonio se extinga en el tiempo y adicionalmente ayuda a consolidar nuestro patrimonio en la etapa de jubilación.

¿Cuánto puede costar un seguro de vida?
Un seguro de vida no es costoso cuando se analiza correctamente. Veamos el ejemplo de un seguro de vida internacional a término por un millón de dólares (persona que requiere USD 60,000 anuales asumiendo un retorno de 6%). Para una persona de 35 años que busca cubrir su capital humano hasta su jubilación (65 años), la prima anual será de alrededor de 3,000 dólares. Para el caso de un seguro universal, la prima se triplica (por el componente de ahorro). Si la cobertura fuese de sólo USD 250 mil, la prima anual sería la cuarta parte. Como verás, no son cifras muy elevadas, considerando el importe del seguro.

Conclusión
En toda gestión de patrimonios, el seguro de vida es la herramienta ideal para cubrir los ingresos que reciben tus dependientes en caso ya no estés. Un seguro de vida NO es un costo, es gestionar con responsabilidad nuestro patrimonio. Créanme cuando les digo, cualquier razón que tengan ahora para no proteger a los suyos, le parecerá ridícula a su familia si usted fallece. Aprendamos a comprender la verdadera dimensión de una gestión de patrimonios profesional. Para ello, siempre busque asesorarse con los expertos.
---
Sigue a Roberto en su web http://kevala.pe

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios