3 soluciones para cuando ya no puede pagar por su hipoteca

Actualizado el 25 de Mayo 2017
Cuando aparecen nuevas necesidades o gastos inesperados, puede hacerse difícil continuar cancelando la deuda que tiene pendiente, pero existen 3 opciones a las que puede acceder.
3 soluciones para cuando ya no puede pagar por su hipoteca

Cuando uno adquiere un crédito de vivienda, lo hace pensando en la estabilidad actual de sus ingresos, confiando en que se mantendrán así durante un tiempo determinado, ya que el compromiso que se asume no dura un año, sino que se extiende hasta más de una década.

Sin embargo, es inevitable que durante los años que tiene que pagar el crédito, surjan ciertos gastos o emergencias que de alguna manera podrían desestabilizar sus finanzas, como accidentes inesperados, enfermedades, etc.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Créditos de Vivienda

Banco de Occidente Credencial S.A.

NO VIS Credito Vivienda Pesos

desde 16,30% EA

Monto: $50.000.000 a más
Plazo: 5 años a 20 años

Credifamilia C.F. S.A.

VIS Crédito Tasa Pesos

desde 20,80% EA

Monto: $0 a $77.700.000
Plazo: 5 años a 15 años

Banco BBVA Colombia S.A.

VIS Tradicional Pesos

desde 21,87% EA

Monto: $1.800.000 a $88.800.000
Plazo: 5 años a 30 años

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

Algunas personas cuentan con un fondo de emergencia que les permite asumir esos gastos sin poner en peligro su presupuesto, pero a la gran mayoría suele tomarlos desprevenidos y sin forma de asumirlo, por lo que deben plantearse qué hacer ahora que ya no se encuentran en condiciones de pagar su hipoteca.

A continuación, tres opciones a las que puede recurrir para afrontar esta situación:

1. Replantear sus finanzas

Comience elaborando un presupuesto para poder comprobar cómo están distribuidos sus ingresos. Si ya cuenta con uno, analícelo y revise en qué está gastando su quincena. El objetivo de esto es identificar aquellas áreas en las que puede hacer recortes, para así utilizar el dinero sobrante para pagar la cuota del crédito.

2. Solicitar un refinanciamiento

Si a pesar de realizar el paso uno, no le alcanza el dinero para cubrir todo el pago, lo siguiente que puede hacer es hablar con su entidad financiera y comentar con un asesor lo que está pasando. El banco es uno de los más interesados en que le pague, así que la idea es encontrar alguna estrategia de pagos, ya sea reduciendo la cuota, aumentando el plazo, etc., para que pueda continuar con sus compromisos financieros.

3. Vender su cartera hipotecaria

Si las alternativas que le ofreció el banco no le parecen atractivas, siempre puede optar por buscar vender su cartera hipotecaria. Es recomendable hacer esto antes de empezar a atrasarse, ya que es más difícil obtener una buena oferta si se trata de un cliente que ha dejado de pagar por varios meses. Recuerde que los bancos tendrán diferentes formas de atraerlo, por lo que debe asegurarse de seleccionar correctamente.

Puede optar por comparar todas las opciones de compra de cartera, para comprobar cuál es el que más le conviene. Para eso tiene a su disposición diferentes herramientas web, como el comparador de Comparabien. Irse a la deriva y dejar las deudas sin pagar no es una opción. Recuerde, las alternativas son varias y todas lo ayudarán a mantener un equilibrio financiero a pesar de los improvistos. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.