4 tips para salir de rumba y no terminar con la cartera vacía

Enviado por Equipo Comparabien el Lun, 28/03/2016 - 14:56
La rumba es uno de los principales gastos en los jóvenes, pero eso no significa que no haya alguna forma de divertirse y seguir ahorrando.

Un estudio reciente dice que los jóvenes en Colombia tienen como uno de los principales gastos el salir de rumba y que no se preocupan por ahorrar a largo plazo o tener un fondo de emergencia. Esta situación puede terminar pasándole factura si no toma cartas en el asunto y como ningún joven estará dispuesto a dejar de salir a divertirse por ahorrar, es necesario que aprendan cómo salir sin gastar mucho.

Estas son cuatro recomendaciones para que haya rumba pero la cartera siga con algunos pesos adentro:

1. Vaya a lugares con listas disponibles:
Es decir, lugares a donde puede enviar una lista por correo electrónico o redes sociales con los nombres de las personas con las que irá y si llega antes de las 11 o 12, podrá ingresar gratis. Aunque suene tonto, le ayuda a evitar pagar la entrada al sitio y ya empieza a ahorrar.

2. Haga “previos”:
Si desea tomar algo, existen más opciones además de hacerlo en el mismo local, donde los precios suelen ser más elevados. Una alternativa es hacerlo en la casa de alguno de los miembros de grupo, para luego dirigirse juntos al lugar donde pasarán el resto de la noche. Así, en lugar de pagar cada uno por una bebida, se compra algo para todos y se divide la cuenta.

3. Utilice las promociones de taxis:
Si el problema es que al momento de regresar los taxis dan mil vueltas y le termina saliendo todo muy caro, una opción es buscar las aplicaciones con promociones. Algunas le brindan 10% o 20% de descuento por el primer uso y si ya las usó, invitando a un amigo puede obtener más descuentos.

4. No utilice la tarjeta:
Lleve algo de efectivo al lugar donde irá y no la tarjeta de crédito, pues terminará utilizándola para pagar de más. Mejor quedarse sin efectivo y dejar de beber, que continuar gastando y terminar más endeudado.
Si al final decide llevar su plástico a las noches de rumba, asegúrese de que es el que realmente le conviene y no que adquirirá deudas caras. Lo primero que debe hacer para verificar es comparar las tarjetas que le ofrecen (haciendo click aquí lo puede hacer) y ver si tiene la más barata.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios