¿Un préstamo rápido por fiestas? 3 tips para darle un buen uso

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 12/12/2019 - 17:39
Si diciembre llegó y no cuenta con el dinero necesario para afrontar los últimos gastos del año, un microcrédito podría ser la solución. ¡Aprenda a darle un buen uso y evite cualquier problema!

Lo común es que en diciembre las prioridades cambien. La navidad, el fin de año y las vacaciones que se acercan y muchas veces la cuenta bancaria no está preparada para afrontar todos los gastos que se vienen.

En esos casos, algo que puede sacarlo de apuro son los préstamos rápidos. Hay entidades financieras que se encargan de prestar dinero, especialmente para personas de estratos 2, 3 y 4, que puedan tener algún inconveniente con los papeleos o con su historial en las centrales de crédito.

Según la FENALCO (Federación Nacional de Comerciantes), en 2018, el 31% de colombianos gastó 600 mil pesos en regalos de navidad; mientras que un 22% invirtió entre 400 mil y 600 mil, definitivamente, ambas son cantidades que muchas veces no está en las cuentas de ahorros. Entonces, si es de los que, durante el año no pudo ahorrar lo necesario y está pensando en recurrir a uno de estos préstamos, hay tres puntos que debe tener en cuenta para darle el mejor uso al dinero y no caer en deudas innecesarias.

1. Organice su presupuesto para saber cuánto pedir
Es normal que quiera invertir todo el dinero del mundo en comprar regalos o pasar unas vacaciones soñadas, pero es necesario que piense con la cabeza fría. Haga una lista de los gastos que deberá asumir en esta fecha, tanto de los regalos a comprar, como de gastos por fin de año, decoración de casa, la cena, etc.

Asigne los montos que gastará en cada caso, lo mejor es que coloque una cantidad límite para cada uno de los rubros. No gaste más de lo que puede pagar, debe tener los pies en la tierra al momento de elegir los regalos que comprará.

2. No comprometa más del 30% de sus ingresos en TOTAL
Los expertos recomiendan que no destine más del 30% de sus ingresos al pago de sus deudas cada mes, pero muchas personas asumen que esto aplica para cada deuda por separado. En realidad, se refiere a que el TOTAL de sus deudas, es decir, todo lo que tiene que pagar por su tarjeta de crédito, préstamos, etc., no sume más del 30% de sus ingresos.

Entonces, al solicitar este crédito, es importante que tenga esta idea en cuenta, para que no se comprometa a pagar más dinero del que debería ni pase aprietos en un futuro.

3. El plazo debe ser corto
Por tratarse de un préstamo que solicitará para los gastos de fin de año, es recomendable que el financiamiento no se haga con un plazo muy grande. Esto porque llegará agosto o septiembre y usted seguirá pagando la deuda de la navidad pasada, una imagen que termina por desanimar a cualquiera.

Lo mejor es que organice las cuentas para no pedir demasiado, y que el monto que decida solicitar se pueda financiar en tres a cinco pagos, así no pasará más de cinco meses cancelando la deuda que adquirió. Esto también lo beneficia porque los intereses no serán muchos. Recuerde, mientras más largo es el plazo, más serán los intereses que tendrá que pagar en total.

Debe elegir la mejor opción
Es probable que esta navidad muchas entidades ofrezcan promociones para que se anime a solicitar un crédito con ellas. Usted no será el único que esté buscando algo de apoyo financiero para cubrir los gastos de la temporada navideña, por lo que los bancos, financieras y demás, intentarán quedarse con la mayor cantidad de clientes.

Esta situación es algo que puede utilizar a su favor para obtener la mejor oferta posible. En primer lugar, compare las alternativas utilizando comparadores como el de Comparabien.com.co. Revise las tasas de interés ofrecidas, pero también el costo total del préstamo, es decir, lo que deberá pagar cuando se incluyan las comisiones, los seguros, etc. Además, verifique también si le ofrecen algo adicional por solicitar el crédito (algún beneficio), los montos mínimos que pueden prestar y cuáles son los requisitos.

La idea es que obtenga un crédito que sea fácil de adquirir, rápido, con una tasa de interés aceptable, que no le demande mucho papeleo y por supuesto, que sea en una entidad confiable.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios