Joven, con proyección de mejores ingresos y bancarizado, perfil del nuevo tarjetahabiente

Joven, con proyección de mejores ingresos y bancarizado, perfil del nuevo tarjetahabiente

En 2014, Colombia es uno de los países cuya población presenta una mayor predisposición a contratar una tarjeta de crédito. Un informe de la firma española AFI, muestra como 13,3% de los colombianos tomarían este producto, frente a 10,8% en Chile, 17,3% en Perú, 10,2% en México o 13,5% en Brasil.

Pero, ¿cuál es el perfil del que está detrás de estas nuevas adquisiciones? Hay tres aspectos principales que tienen el mayor potencial de contratarlas, la población joven (49,8%), bancarizada (56,4%) y que es optimista con que se va a mejorar su situación económica en estos años (77,9%).

Esto, aunque no es una regla general, son los datos que más se repiten en las peticiones de los bancos. Cabe recordar que las tarjetas de crédito en circulación llegan a un total de 11.856.442.

El primero, la edad, registra más coincidencias en el rango comprendido entre 18 y 30 años. “Hoy, los jóvenes constituyen una población muy activa económicamente, ya que desarrollan un contacto temprano con el dinero y se involucran con el sistema”, afirma Luis Francisco Cubillos, director de economía de la Universidad del Rosario.

Por poner un ejemplo, voceros de Bancolombia afirman que en su portafolio tienen 1.283.743 jóvenes vinculados. En cuanto a los ingresos de este segmento, la entidad asegura que 52% tienen ingresos menores a $1 millón, 38% entre $1 millón y $2 millones, 6% entre $2 millones y $3 millones y 4% tienen ingresos de más de $3 millones.

En cuanto a las cifras del total de la población, el portal comparabien.com muestra como de las personas que buscan información de tarjetas, 5% tiene sueldos de menos de $1 millón, 21% entre $2 millones y $3 millones, 58% entre $2 millones y $4 millones, 12% entre $4 millones y $10 millones y 4% con más de $10 millones.

“La población, a partir de un salario mínimo, tiene la segmentación en tarjeta clásica, Gold, Platinum y Black, que se entregan dependiendo de la capacidad de cada consumidor. Luego es el banco el que decide cual le da a cada uno”, explica Carlos Villegas, vicepresidente de negocio de Mastercard en Colombia.

También, con el caso de Bancolombia, 61% de los clientes son empleados, 36% estudiantes y 6% tienen otro tipo de ocupación. Por su parte, Carlos Navarro, gerente de tarjetas crédito de Banco de Bogotá, asegura que actualmente, 51% de las personas que contratan tarjetas son hombres y 49% mujeres.

Pero lo más importante y que destaca el informe es que la mayor parte de los que van a contratar tarjeta, 77,9%, piensan que su situación económica va a ser mejor en los próximos años.

En Colombia, 69,6% cree que va a mejorar su situación, 23,4% cree que se mantendrá igual y tan solo 7% no es optimista con su futuro y considera que va a recibir un menor ingreso mensual.

El otro aspecto, es la tenencia o no de un producto financiero. El informe muestra que de las personas que quieren contratar una tarjeta, 56,9% de ellas ya están en el sistema con algún producto de alguna entidad.

“Esto se da porque en muchos casos se necesita una historia crediticia para la aprobación. Además, estos productos se han hecho de nicho, por lo que los que piensan contratar una tarjeta, es posible que ya tengan otras”, considera el especialista en banca, Alfredo Barragán.

No hay que olvidar que el último reporte de bancarización, 71,5% de la población, es decir 22,5 millones de personas, tienen por lo menos un producto financiero, de los cuales 6,6 millones cuentan con tarjeta de crédito.

Casanare, el que más crece
A la hora de crear un perfil, además de los aspectos psicosociales, es importante establecer en qué regiones del país se está concentrando el mayor crecimiento en la contratación de tarjetas, un punto en el que el líder es el departamento del Casanare.

De acuerdo con Asobancaria, esta región creció en el número de plásticos 24,1%, seguido por Putumayo con un avance de 21,1%, Sucre con un alza de 19,3%, Amazonas que creció 18,5% y Atlántico, de 18,4%. La capital, por su parte, presenta un incremento de 14,1% en este periodo. Hay que tener en cuenta que en estas regiones la presencia bancaria es mucho menor que en las grandes capitales.

Ahora bien, qué buscan quienes quieren una nueva tarjeta. Según AFI, los aspectos principales que definen la elección son en primer lugar los menores comisiones y tasas, un punto que lo apoya 43,5% del total. Por detrás, el hecho de que tenga una mayor aceptación en el comercio supone un punto positivo para 26,2% de los consumidores.

“El cliente de estos segmentos busca beneficios especiales que le permitan usar su tarjeta de crédito en establecimientos comerciales que sean afines con sus gustos”, destaca Navarro.

No se puede dejar atrás la responsabilidad del cliente. Bancolombia deja claro que los nuevos tarjetahabientes deben informarse sobre las características del producto, tener en cuenta los canales disponibles de la entidad financiera y utilizar responsablemente la tarjeta.

Descuentos y las millas, las ventajas más buscadas
Junto con el perfil que tienen los colombianos a la hora de contratar una tarjeta de crédito, otro de los aspectos más importantes son los beneficios que valoran estos clientes. En este punto, el informe de AFI muestra como 37% de los consumidores destaca los descuentos y las promociones en las compras como la mejor ventaja. El segundo aspecto son los programas de millas de las aerolíneas con 16,3%. De igual forma, los tarjetahabientes le dan mucha importancia a los beneficios de cash-back con 15,2% del total, mientras que 12,6% considera que los seguros de viajes y accidentes son lo más importante y 8,4%, descuentos en carburante, todos temas de consumo.

Las Opiniones

Carlos Navarro
Gerente Tarjetas Crédito del Banco de Bogotá
“Al iniciar una vida crediticia es importante que construya una buena reputación para tener acceso a un crédito para su propio carro o inclusive una vivienda”.

Carlos Villegas
Vicepresidente de negocio de Mastercard Colombia
“Las personas cada vez son más exigentes con los productos que contratan y por eso, se fijan principalmente en que les ofrezcan mayor conveniencia y seguridad para sus pagos”.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.