¿Cuál es el perfil ideal del comprador de vivienda?

Expertos recomiendan que las cuotas mensuales no superen el 40 % del ingreso y que se adquiera esta obligación un poco antes de los 30 años.

Parece que es un buen momento para comprar vivienda: las tasas de interés están bajando y hay varios subsidios del Gobierno que pueden ayudarle con las cuotas mensuales y también con la cuota inicial. Sin embargo, el primer paso que se debe dar antes de adquirir este compromiso es analizarse a uno mismo, pues se debe saber si se encuentra en el momento de la vida correcto y si se tienen condiciones que permitan soportar esta carga económica. (Lea El test que te dice si puedes acceder a los subsidios de vivienda)

Hablamos con varios expertos financieros para determinar el perfil ideal para pedir un crédito hipotecario.

Como explica Luis Benítez, director de la firma Insolvencia Colombia, “las personas deben ser muy conscientes de sus finanzas. Por ejemplo, si tienen actualmente una deuda, esta no debería superar el 10 % de sus ingresos, si es que piensan luego pedir un crédito hipotecario. Asimismo, deben ser muy conscientes de los ingresos con los que realmente cuentan cada mes y de las cuotas que representa el préstamo para adquirir vivienda: las cuotas mensuales deben representar máximo el 40 % de su ingreso incluido el subsidio”. Lea: Así quedaron los subsidios de vivienda para este año.

Por su parte, Carlos López, director de Comparabien.com, portal en el que se pueden consultar las mejores tasas hipotecarias de las entidades bancarias del país, resalta la importancia de tener la cuota inicial, “pues algunos subsidios podrían no cubrir por completo el requerimiento de tener el 30 % del valor del inmueble, o puede ser que simplemente no clasifique a estos auxilios. Si no se tiene este punto es mejor ahorrar un tiempo hasta tenerlo. Asimismo, cada uno debe analizar su capacidad de endeudamiento, pues lo ideal es que las cuotas mensuales no superen el 20 % de los ingresos”.

Ambos expertos coinciden en que la edad ideal para pedir este préstamo es poco antes de cumplir 30 años. “Lo ideal es pedir este préstamo lo más jóvenes posible, sólo que antes de los 25 es difícil, pues muchos siguen pagando otras deudas, como la del pregrado o la de la maestría. Por eso, la edad a la que se debería adquirir esta deuda es poco antes de los 30”, asegura Benítez. Asimismo, López cuenta que “muchos créditos son a 30 años, por lo que si lo pide a los 50 puede que pase toda su vida pagando esta obligación”. (Lea Comprar vivienda de estratos 3 y 4, ese es el negocio)

Otras recomendaciones básicas que hacen los expertos financieros van asociadas a elegir el momento correcto de la vida para pedir el préstamo. Se debe elegir un momento en el que se cuente con una estabilidad de ingresos, pues aunque sean pocos recursos se debe tener un mínimo de certeza. Asimismo, si planea realizar algún tipo de estudios, tal vez deba esperar a cumplir esta meta antes de incurrir en un crédito hipotecario. Además, si ya cuenta con una pareja estable, una buena opción es considerar la vivienda como un proyecto conjunto y así suavizar la carga económica.

Asimismo, siempre se debe estar atento a los subsidios que ofrece el Gobierno, con información de fácil acceso por internet, o que simplemente se puede consultar en cualquier banco.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.