San Valentín: Descubra cómo pedir un préstamo en pareja y no morir en el intento

Enviado por Equipo Comparabien el Lun, 13/02/2017 - 15:46
Si se pregunta si será posible pedir dinero prestado sin que eso afecte la relación con su pareja, es momento de que lea y aplique estos consejos.
San Valentín: Descubra cómo pedir un préstamo en pareja y no morir en el intento

Ya sea porque ambos quieren irse de vacaciones, hay que arreglar algo de la casa o tienen en mente una compra importante, si no se tienen los ahorros necesarios, el procedimiento será el mismo y deberán recurrir a alguna institución financiera en busca de un crédito que le permita costear estos gastos. Uno de los productos que cumple las características idóneas para ese tipo de préstamos es el de libre inversión.

Es importante que ambos estén 100% de acuerdo en solicitar el financiamiento, asumiendo que aunque quien lo solicite será uno de ustedes, el pago lo realizarán como pareja, es decir, con aportes de ambos.

Antes de solicitarlo, lo ideal es que realicen los cálculos para evaluar las finanzas de cada uno y comprueben cuánto pueden pagar uniendo esfuerzos. Además, es necesario que puedan comparar las diferentes ofertas de las instituciones financieras , de manera que escojan aquella que no solo se acerque a lo que pueden pagar, sino que les dé los beneficios esperados.

Una vez que soliciten el crédito, estas son cuatro recomendaciones para mantenerse al día en las cuotas sin sacrificar su relación de pareja:

1. Establecer qué porcentaje de la cuota pagará cada uno: De acuerdo a cuánto ganan y a cómo están distribuyendo sus gastos. Esto se aplica ya sea que estén casados, vivan juntos como también si viven separados, pero solicitaron el dinero para irse de vacaciones.

2. Revisar el presupuesto juntos: Ayudarse mutuamente para evaluar cuáles son los gastos innecesarios que podrían cortar para destinar más dinero al pago del crédito.

3. Animarse y fiscalizar sin reclamar: Recordarse las fechas de pago, animarse a mantenerse firmes en la meta y, sobre todo, no estallar en gritos si alguno se sale del presupuesto. Recordar que están en el camino juntos y la idea es llegar a la meta así.

4. Darse un gusto juntos: Mucho tiempo ahorrando para pagar el crédito puede mermar el ánimo, así que de vez en cuando no olviden compartir un gusto juntos, como una salida a comer o una ida al cine, ya que eso renovará los ánimos de mantener el buen perfil financiero. Recuerde que para cancelar el crédito no es necesario privarse de todo, sino establecer un buen presupuesto.

Por último, disfruten de lo que harán con el dinero que pidieron prestado y si en algún momento comienzan a dudar de por qué lo hicieron, recuerden los buenos recuerdos que les trajo aquel emprendimiento.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios