¿En qué casos me conviene aumentar la línea de crédito de la tarjeta?

Enviado el Mar, 12/01/2016 - 10:43
Aumentar la línea de crédito del plástico no es una decisión sencilla, ya que puede ocasionar algunos problemas que afectarán su economía.
¿En qué casos me conviene aumentar la línea de crédito de la tarjeta?

Cuando realiza los pagos de su tarjeta de manera puntual y cumplida, es decir, no presenta atrasos y muchas veces paga más del mínimo, es normal que su banco se comunique con usted para ofrecerle un aumento de la línea de crédito, lo que quiere decir que ahora tendrá más crédito disponible en la tarjeta.
Sin embargo, no siempre es conveniente aceptar este aumento, ya que así como implica más beneficios, también implica mayores responsabilidades. Por ejemplo, si aumenta su línea de crédito, también aumentará el monto del pago mínimo, lo que quiere decir que mantenerse al día con los pagos será un poco más complicado.

Cuatro buenas circunstancias en las que sería conveniente aceptar el aumento son las siguientes:

1. Si hubo un aumento del salario: Si le concedieron el aumento que tanto esperaba, no tiene muchas deudas pendientes y usa regularmente el crédito, entonces aumentar su línea sería una buena idea. Con este incremento del dinero recibido, estará cubierto ante cualquier gasto “improvisto” que realice con su tarjeta.

2. Si hay una nueva fuente de ingresos: Quizás no le aumentaron el sueldo, pero sí comenzó a trabajar de manera freelance en otro lugar o inició un pequeño negocio que hasta el momento va de manera estable. Una nueva fuente de ingresos también es una carta libre si lo que deseamos es aumentar nuestro crédito, ya que funciona como respaldo.

3. Si canceló otras tarjetas: Si se dio cuenta que las otras tarjetas que tenía no le convenían y decidió quedarse con la que le da los mayores beneficios, aceptar el aumento de la línea no es una mala idea, ya que es la única tarjeta que usará y todos los pagos serán destinados a ella.

Por supuesto, debe elegir bien la tarjeta con la que se quedará, y para eso no hay mejor herramienta que el comparador de tarjetas de crédito de Comparabien, así podrá comparar y solicitar la tarjeta que tiene lo que usted necesita en un mismo lugar.

4. Si su actual línea le queda chica y el aumento no implica riesgos: Si no tiene deudas pendientes, es un comprador frecuente vía crédito y posee cierta liquidez que le permita asumirlo, el aumento podría convenirle.

De nuevo, no quiere decir que sea necesario solicitar un aumento de crédito, pero si se lo llegasen a ofrecer y usted se encuentra en estas circunstancias, aceptarlo no es una mala idea.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.