¿Es posible renegociar las condiciones de un crédito? 3 casos que debe conocer

Enviado el Mié, 06/06/2018 - 14:57
Si sus finanzas cambiaron o alguna situación afectó su presupuesto, es posible conversar con los bancos para cambiar las condiciones del préstamo que solicitó.
¿Es posible renegociar las condiciones de un crédito? 3 casos que debe conocer

Cuando pedimos un préstamo, lo hacemos a sabiendas de que deberemos pagar las cuotas mensualmente hasta devolver la cantidad obtenida con intereses, pero en el camino, muchas veces se presentan algunos inconvenientes que nos obligan a replantear nuestros gastos.

Puede que se trate de un despido, una enfermedad, el incremento de los precios, etc., y lo que traerá como resultado es que el dinero que antes le alcanzaba para cumplir con sus deudas puntualmente, ahora ya no es suficiente. En esos casos, ¿es posible renegociar las condiciones del crédito que pidió? ¿Cuál será la mejor opción?

La respuesta es sí. En primer lugar, algo de lo que debe convencerse es que hablar con los bancos siempre será mejor que no afrontar la situación y esperar a caer en mora.Apenas se da cuenta de que el dinero ya no es suficiente, es necesario acercarse a las oficinas de su entidad bancaria o financiera y hablar con un asesor para poder renegociar las condiciones de su crédito.

Para la negociación, debe tener en cuenta que podrá optar por tres cosas:

- Refinanciar el crédito:En este caso, se modifican las condiciones del crédito, para conseguir que la cuota mensual se reduzca. Lo más común es modificar el plazo.
- Reestructurar el crédito:Se unen todas sus deudas en un nuevo crédito, es decir, ahora pagará una sola cuota.
- Compra de cartera:Esta modalidad traslada sus deudas de una entidad bancaria a otra, de manera la nueva entidad compra sus deudas a la original, y las concentra en una nueva.

En todas estas opciones es muy probable que las tasas de interés y las condiciones del crédito cambien, por lo que es vital prestar mucha atención a lo que diga el asesor bancario y comentarle con cuidado su caso, estableciendo los máximos que puede pagar mes a mes.

Recuerde además que antes de solicitar un crédito, debe asegurarse de no dedicar más del 30% de sus ingresos al pago de deudas.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.