Pedir más o menos dinero del que necesita puede poner en peligro sus finanzas

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 17/01/2019 - 13:54
Cuando se trata de solicitar un préstamo, el monto a solicitar es de vital importancia, pues afecta directamente al uso que le daremos al dinero y a nuestras opciones.

Elegir correctamente a qué entidad recurrir, escoger un buen plazo y mirar las tasas de interés, todas son recomendaciones válidas cuando se trata de escoger un crédito que funcione y nos ayude a cumplir con las metas trazadas. Sin embargo, algo en lo que normalmente no se piensa mucho es en la cantidad a solicitar.

El monto de dinero que solicite tiene igual de importancia que los otros elementos del crédito, ya que pedir más o menos de lo que necesita, puede traer consecuencias negativas para su presupuesto, su historial crediticio y también en el cumplimiento de su objetivo. Pero, ¿por qué es importante y qué es lo que puede pasar?

Si pide más:
1. En primer lugar, termina gastando más de lo que necesita. Eso de “pedir dinero extra por si acaso”, termina siendo algo negativo, pues al final, encuentra nuevas formas de gastarlo.
2. Le sale más caro el crédito, pues tendrá que pagar más intereses por un dinero que no era necesario solicitar.
3. Se arriesga a que le nieguen el crédito, ya que los bancos revisan su capacidad de pago y pedir más de lo que podemos pagar es uno de los motivos principales por lo que las solicitudes son rechazadas.

Si pide menos:
1. Le falta dinero para cumplir su meta. Todo el esfuerzo que hizo para conseguir el financiamiento no habrá sido suficiente, pues al momento de hacer los cálculos, verá que se queda corto en efectivo.
2. Se ve obligado a buscar otra fuente de dinero, lo que implica invertir más tiempo en solicitudes, documentos, etc.
3. Cae en más deudas, pues necesita encontrar el monto faltante. Esto le lleva a solicitar más créditos con diferentes tasas de interés, cada uno con comisiones, condiciones y costos extras, lo que termina en mayores costos.

Así como es importante dedicar un tiempo a comparar las alternativas de los préstamos y ver cuál es la que más le conviene, también es necesario que haga los cálculos correspondientes y sepa cuál es el monto que necesita. De esa manera, evitará muchas complicaciones.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios