El hombre más gordo del mundo

Enviado por Pablo A. Puentes el Mar, 19/02/2013 - 21:28

Anoche, antes de dormir, estaba surfeando canales a ver si encontraba algo interesante, y, por alguna razón, no pude evitar detenerme en Discovery channel; estaban pasando un documental / reportaje sobre un hombre en Méjico llamado Manuel Uribe… un hombre que llegó a pesar ¡560 kg! Y no, no es un error… (quinientos sesenta kilogramos).

Lo anterior me hizo reflexionar… ¿Cómo es posible que un ser humano se deje llevar a esos extremos?

Siendo yo una persona que toda la vida ha tenido y seguiré teniendo que pelear para no engordar cada vez que respiro, entiendo el esfuerzo personal, la motivación y la disciplina que se necesita para mantenerse en forma y no dejarse llevar…

Y también entiendo que lo más fácil es comer sabroso y entrar dentro de nuestra zona de confort y simplemente descuidarse…

Pero, ¿maltratarse de tal manera que uno simplemente siga y siga tragando y no haga nada? No, eso no lo entiendo… Hay momentos en que tu cuerpo te da señales y te dice: hey, hey… cuidadito que para amarrarte los zapatos tienes que llamar a un amigo (me dijo un personaje un tanto exagerado…), o ya tu jean de gordo te queda como un traje de ciclista (otro personaje… ¿o el mismo? Mejor dejemos así…) ¡Entonces es cuando uno tiene que ponerse las pilas y hacer algo al respecto!

Pero… si estamos hablando de educación financiera, ¿por qué este nuevo columnista está hablando de gordos y dietas y demás?

¿Conoces a alguien que financieramente se haya dejado llevar al extremo de Manuel Uribe? Que se haya ahogado en un endeudamiento mórbido…

Y sin entrar a hablar de extremos, como en el caso anterior, ¿sientes que estás tal vez un poco gordito/a; o que tu vida financiera pudiese estar en una situación no del todo ideal?

Hazme un favor, la próxima vez que estés en la calle cuenta cuánta gente pasadita de kilos observas por ahí, y, al mismo tiempo, piensa en cuánta gente endeudada está alrededor… los kilos los ves, los bolsillos no.

Salir de deudas es tan difícil como perder peso, pero sin duda alguna, SIEMPRE SE PUEDE, depende únicamente de cómo te controles, de tu plan financiero, de tu presupuesto y de seguirlo. ¿Si quieres bajar de peso te deberías comer una hamburguesa de McDonalds? ¿Si quieres salir de deudas te deberías comprar el último celular que salió al mercado? Ahora… ¿Puedes hacerlo? Es una decisión absolutamente personal; de nadie más…

No importa que tan gordo estés, o que tan endeudado te encuentres… siempre hay una solución. A algunos les puede tomar más tiempo que a otros, pero si estás motivado en alcanzar tus objetivos, trazas las estrategias adecuadas y ejecutas el plan de acción con disciplina, te lo aseguro que lo lograrás.

Encuentra más de Pablo en: www.pmacolombia.com
@PabloAndresPMA

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios