Guía básica si planea realizar un gasto con su tarjeta y diferirlo a varias cuotas

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 27/01/2019 - 09:02
Ser totalero es lo ideal al usar una tarjeta de crédito, pero puede haber ocasiones en las que diferir su deuda sea lo más adecuado. Para sacarle provecho, use estos consejos.

Una de las principales ventajas de tener una tarjeta de crédito, es poder realizar ciertos gastos sin tener la necesidad de contar con el dinero en efectivo en ese momento. Es decir, compra y paga después. Lo ideal es que devuelva lo gastado en un solo paso o una sola cuota; sin embargo, esto no siempre es posible, sobre todo cuando se realizan compras relativamente grandes.

¿Es válido diferir nuestras compras en varias cuotas? Claro que lo es, pero no todo el tiempo. A continuación, algunos tips que puede implementar al utilizar su tarjeta para este tipo de financiamiento:

1. Comprenda la mecánica
Lo primero que debe tener presente es que, al pagar en cuotas, paga más. ¿Por qué? Porque le cobran intereses que se suman al pago del mes. Entonces, esa compra que realizó, en realidad le sale más cara. Por eso también es importante escoger con cautela su tarjeta de crédito, pues algunas ofrecen una tasa de interés más alta que otras y eso ocasiona que a algunos les convenga más diferir en cuotas que a otros.

2. Averigüe acerca de compras sin intereses
Algunas tarjetas ofrecen la opción de “meses sin intereses”, por comprar en ciertos establecimientos. Muchas veces, la red es bastante grande, por lo que podría encontrar la alternativa ideal para la compra que busca y diferirla en los meses que desee, sin pagar intereses.

3. Sepa cuándo conviene diferir y cuándo no
No todos los gastos merecen ser diferidos en cuotas. En algunos casos, si no puede pagarlo de una, mejor no lo compre. Tal es el caso de cosas que duran solo un día, como una salida a comer o a bailar. ¿Realmente pagará tres meses seguidos por ella? Entonces está gastando más de lo que debería. Compras grandes que pueden afectar su presupuesto al pagarlas en una son las ideales para diferir, tales como: pasajes de avión, electrónicos, electrodomésticos, entre otros de similar categoría.

4. Elija un número responsable
¿Qué quiere decir esto? Que calcule cuánto puede pagar sin irse a la zona de confort, es decir, sin buscar el mínimo posible, porque esto no solo hará que pague más intereses, sino que terminará gastando el dinero que “le sobra” en otras cosas, en lugar de cancelar cuanto antes la deuda que ya adquirió.

5. Lleve la cuenta
Si ya utilizó el sistema de cuotas para una compra, trate de no volverlo a hacer en lo que queda del mes, de esta manera no se sobrecargará con diferentes cuentas. Lo ideal es que mes a mes, calcule cuánto puede gastar para no terminar con muchos gastos diferidos.

Utilice estos cinco consejos en el uso de su plástico y proteja sus finanzas. Además, utilice Comparabien para ver si la tarjeta que tiene es la ideal para su perfil.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios