4 razones por las que conviene adquirir un carro a crédito

Enviado el Mar, 20/02/2018 - 12:06
El porcentaje de autos financiados a crédito es cada vez mayor, pero aún hay algunas personas que dudan si hacer esta compra a crédito o al contado.
4 razones por las que conviene adquirir un carro a crédito

Para muchos, la compra de un auto significa cumplir un sueño. Llevan años soñando con manejar su propio vehículo y ya no pueden esperar para terminar de ahorrar y comprarlo. Para ellos, lo bueno es que no tienen que esperar a juntar el 100% del dinero, ya que tienen la opción de adquirirlo a crédito.

En Colombia, el porcentaje de autos comprados a créditos es cada vez mayor, pero si todavía lo está dudando, estas son cuatro razones que demuestran que elegir el crédito antes que al compra al contado, podría convenirle más de lo que piensa:

1. No tiene que tener todo el dinero
En primer lugar, no tiene que esperar a juntar todo el dinero, lo único necesario es que cuente con el enganche o cuota inicial. Allí ya está ahorrando tiempo.

2. Los autos se deprecian
Los autos pierden valor desde el momento en que sale del concesionario, entonces, si lo paga al contado, prácticamente está perdiendo su dinero.

3. Puede acceder a más beneficios
Los créditos vienen acompañados de diferentes beneficios como SOAT gratis, seguros de vida o incluso, mejores tasas de interés para clientes frecuentes.

4. Puede invertir el dinero en otra cosa
En lugar de pagar el 100% del auto, si lo saca a crédito puede invertir ese dinero en algún instrumento que le dé mayor rentabilidad, con eso pagará las cuotas y además, obtendrá ganancia.

Recuerde que el secreto está en elegir correctamente el crédito de auto, ya que si escoge uno con una tasa de interés muy alta y a un plazo muy largo, perderá dinero. Lo ideal es que compare mínimo tres alternativas antes de decidirse. Para hacerlo, puede utilizar las herramientas de la web, como el comparador de créditos de auto

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.