4 momentos en los que vale la pena animarse por el auto usado

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 14/01/2016 - 13:16
4 momentos en los que vale la pena animarse por el auto usado

Durante el último año la venta de autos nuevos se redujo, principalmente porque los precios de los vehículos aumentaron debido al alza del dólar. Sin embargo, esto no ha hecho que el tráfico disminuya o que viajar en bus sea más cómodo y los colombianos aún tienen ganas de andar en su propio medio de transporte.

En ese caso, una buena idea es empezar a considerar la compra de un auto usado y aquí le presentamos cuatro momentos en que esta opción es más que conveniente.

1. Es su primer auto:
Si es la primera vez que va a comprar uno, le conviene un auto usado para empezar a experimentar todo lo referente a ser propietario.

2. Aprendió a manejar hace poco:
Si acaba de sacar la licencia, una buena opción para no arriesgarse tanto sería andar en un auto usado. Por supuesto será uno que funcione bien, pero como conductor nuevo tiene más posibilidades de equivocarse al volante, por lo que arruinar un auto usado no le dolerá tanto a que si se tratara de uno nuevo.

3. No tiene mucho dinero:
Si bien no son gratis, sí son más baratos que uno nuevo y hay muchas posibilidades. Si descartó la idea del vehículo propio porque no cuenta con tanto efectivo, visite las ferias de autos usados y verá que sí hay una opción que se acomode a su bolsillo. Escoja bien y no necesariamente lo más barato, recuerde que su compra puede ser financiada con un crédito para autos usados. No olvide que antes de elegir alguno, lo mejor será compararlos todos usando Comparabien para ver cuál le conviene más.

4. Cuando tiene otras deudas:
Deje la compra del auto nuevo para cuando no haya hipotecas ni otros créditos que pagar. Nadie dice que debe olvidarse de él, pero en este momento en que tiene algunas otras deudas y que igual quiere andar en su propio auto, uno usado es lo que más le conviene.

Evalúe estas opciones y evite los buses y otras experiencias desagradables en el transporte público. No hay nada como la comodidad de un auto propio.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.